Publicidad

Publicidad

Así fue el Día de Castilla-La Mancha

Alfombras de serrín, puestos de comida, desfiles y, ante todo, muchísimos gambiteros y gambiteras en el Día de Castilla-La Mancha. Acompáñanos

ASÍ PASÓEn portada

Escrito por:

Ayer, Albacete cambió de ropas durante unas horas. Durante todo el día, miles de albaceteños y albaceteños salieron en masa a disfrutar del Día de Castilla-La Mancha. Y lo hicieron gracias al programa “Castilla-La Mancha” nos une. Encabezado por el Ayuntamiento de Albacete y con varios colaboradores ayudando, el programa trajo una gran oferta de ocio. Acompáñanos a observar qué ocurrió en la ciudad en el día de nuestra comunidad.

A FIESTA QUE LLEGA, ALFOMBRA DE SERRÍN

Las fiestas previas al Día de Castilla-La Mancha comenzaron el día 29 de mayo con la actuación de la Banda Sinfónica Municipal. Su concierto sirvió como preámbulo para las muchas actividades del jueves 30. Un microconcierto de La Chica Charcos, bandas pasacalles y el concierto de El Niño de las Calcetas.

Sin embargo, el jueves de madrugada se produjo la creación de una auténtica alfombra de serrín. Los albaceteños y albaceteñas disfrutaron del trabajo de la Asociación Alfombras de Serrín Elche de la Sierra.

La alfombra, de varios metros de longitud y anchura, pudo contemplarse en el centro del Altozano. Un público masivo decidió emplear parte de su mañana en visitar la obra. Para amenizar la mañana, varios puestos repartían comida en las inmediaciones.

Comida que, por supuesto, tenia que ser castellano-manchega. Chatos de vino blanco y tinto, miguelitos de La Roda, o queso de nuestra tierra. Pequeñas viandas para amenizar la festividad de todos los asistentes… que, desde luego, no eran pocos.

Pero fue al caer la tarde cuando llegó el plato fuerte. A las 19:30 comenzaba el Desfile de Fiestas de Interés Turístico en la Plaza Gabriel Lodares. Una marcha que aglomeraba a nueve asociaciones, grupos de foclore y fiestas y tamborileros de toda la provincia.

Encabezado por un gran camión de la Comparsa Tikitaka, el desfile tomó rumbo hacia Tesifonte Gallego. Sorprendentemente, el motivo de esta comparsa era la película de Pixar CocoVarios muñecos de los protagonistas principales del film recorrieron las calles de Albacete danzando frente al viento.

Al mismo tiempo, el principal ritmo de la procesión estuvo al cargo de los Tambores de Agramón. Su sonido recorrió las calles de la ciudad en todo momento, y no se dieron ni un segundo de respiro.

No faltaron, por otra parte, los tradicionales grupos de moros y cristianos de los diversos pueblos de Albacete. Acompañados por niños, músicos… dirigieron las miradas desde la parte trasera de la cabalgata.

Y así, el desfile recorrió su camino hasta parar enfrente del Museo de Cuchillería. Por la noche, Albacete también pudo disfrutar de un concierto en la Caseta de los Jardinillos. El show corrió a cuenta de las formaciones The Gafapastta y Guateque  Club Band 80’s DJ. Un colofón musical para cerrar casi tres días de actividades dedicadas a nuestra región. A celebrar las tradiciones y folclores de nuestra tierra, y de todo lo bueno que hay en ellas. Porque hay una cosa que Castilla-La Mancha hace por encima de todo: nos une.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.