Publicidad

Publicidad

Beta Coqueta: “A veces, la verdad necesita empezar con una pequeña mentira”

La escritora Elísabet Benavent presentó ayer en la sala Liberbank “Toda la verdad de mis mentiras”, un libro que trata el amor y los secretos

ASÍ PASÓEn portada

Escrito por:

Beta Coqueta es una escritora prolífica que lleva relativamente poco escribiendo, pero aun así está muy bien valorada por su público. Un rápido vistazo a sus publicaciones hasta ahora lo demuestra. Pero en las distancias cortas, es Elísabet Benavet, el alter de su alter ego, quien arrasa entre el público. Porque tiene sus inseguridades bastante aseguradas y porque muestra que hay una persona que querrías conocer detrás de su nombre artístico.

Presentada y alabada por el escritor Oché Cortes, Coqueta pasó la tarde de ayer en la Sala Liberbank, presentando su nuevo libro. Toda la verdad de mis mentiras es el decimonoveno trabajo de una escritora que, en esta ocasión, ya ha superado el millón de ventas.

UNA PARTITURA DE AMOR

Elísabet aparece puntual como un reloj a las 19:00 horas en la sala Liberbank. Y rápidamente, entre una cascada de aplausos, coge asiento frente a Oché Cortés. Hay una vibración especial en la sala: la clase de atmósfera que hay cuando vas a ver a alguien a quién admiras profundamente.

Podría deciros que Toda la verdad de mis mentiras es una partitura musical de 542 páginas“, comienza Cortés. “Que es un musical vital, que se respiran canciones y melodías a través de las voces de los personajes”.

Cortés pide un crédito para derrocharlo en halagos hacia la escritora. “Beta ha decidido hablarnos personalmente. Estáis solos en el mundo, pero habláis con ella. Es un texto que se saborea en la clandestinidad de los miedos de uno mismo“.

Pero aunque el libro habla del amor, dista mucho de la idea del amor tradicional. “El amor y el dolor“, prosigue Oché, “pueden esperar juntos en cualquier sitio, o separados como francotiradores acechando desde las esquinas.”

Fuente: betacoqueta.com

Y tal vez por eso el amor está en Torrevieja“, vira Cortés arrancando las risas de las más de cincuenta personas que hay entre el público. “No necesitamos París, Rivendel o Desembarco del Rey. Torrevieja es suficiente“.

“Porque en su libro, Elísabet demuestra que el amor no lo es si no puede escribirse en la piel”, concluye Cortés. Es necesario recalcar la genial introducción del escritor, corta en palabras, pero infinita en su ingenio y dominio de la palabra. Tanto que, cuando Benavent comienza a hablar, lo hace completamente emocionada.

MIRA MAMÁ, UNA PERSONA DE VERDAD

Creo que nadie puede ni podrá comparar esta presentación jamás“, comienza Benavent visiblemente emocionada. “Eso sí, me ha encantado lo de Torrevieja”, y convierte el llanto de emoción en una carcajada.

Creo que elegí Torrevieja para demostrar que no necesitamos un sitio glamuroso para enamorarnos”, dice riendo de nuevo. Beta se muestra natural, cercana y sin defensas ante la presentación y un público totalmente volcado en ella.

Un consejo para los que se planteen la autocaravana: hacedlo con gente de confianza. A veces, el roce hace el cariño. A veces, el roce termina en las aguas negras”, ríe con fuerza. Lo hace con casi todo, mostrándose absolutamente natural y sincera.

Sorprende escuchar las voces de un montón de niños en la sala. Más tarde, Beta explicará que no es la primera vez que le ocurre, que ya pasó en Barcelona. “Hay un caso de una chica que vino embarazada a una presentación. Me dijo que iba a llamarlo Gabriel. En la siguiente presentación tuve el placer de conocerlo“, relata arrancando murmullos de ternura entre el público.

Pero no todo son risas. Coqueta se enfrenta a la pregunta de qué es peor: decepción o deslealtad. “La decepción”, afirma seria y segura, sin pensárselo dos veces. “Puedes capear la deslealtad, pero no hay marcha atrás en la decepción“.

Eso sí, vuelve pronto a la carcajada, aunque ahora baila sobre el precipicio que hay entre el humor y la seriedad. “En ciertas ocasiones, necesitamos construir verdades a partir de una mentira.  Y la verdad no es un bálsamo. A veces, tal vez sea mejor callarse“, dice llevando las palabras de Beta a la vida de Elísabet.

VERDADES Y MENTIRAS DEL ESCRITOR

También hay espacio para las letras vitales que la escritora se ha dejado por el camino. “A la gente no le gusta ver a los demás haciendo algo que les llena. Porque la gente es gris, y las personas que hacen lo que les llena están repletas de colores. Y los grises no soportan eso“, golpea con contundencia Beta.

“Yo publiqué mi primer libro por una apuesta con mis amigos, y ahora Netflix va a sacar una adaptación de Valeria“, explica Benavent con el eco de la incredulidad todavía presente en su voz. “Pero es jodido, porque nadie va a dar un duro por ti al principio. Ahora, en cambio, tengo otro proyecto en marcha y no puedo escribir por la gira”.

“Tampoco quiero decir que el poder de lo sueños puede hacerlo todo realidad, pero…”, para un segundo Coqueta. “Pero es genial pode hacer lo que te gusta de verdad, lo que te llena de verdad“.

Y entre preguntas y respuestas de verdad y de mentira, Elísabet y Beta cierran su presentación para firmar libros. Libros que ocultan toda la verdad y las mentiras de una escritora joven en su trabajo, pero con suficiente experiencia vital como para cautivar a un millón de lectores. Libros que hablan de personas reales, de relaciones dinámicas que se fraguan a medida que las experiencias comunes se afianzan. Ficción de mentira con grandes dosis de realidad.

 

 

 

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.