Publicidad

Publicidad

Capturando momentos invisibles: la mirada de Rocío Serna

La responsable de Meraki Photo, Rocío Serna, presenta su exposición “Bali: La Mirada Invisible” en el Buena Pinta. Acompáñanos a por su luz.

NO TE LO PIERDAS

Escrito por:

Redacción: Jorge Coloma Puga | Fotografía: Elena Martínez Velasco


El escritor Patrick Rothfuss dijo una vez que “caminar durante cien kilómetros es más productivo que pensar durante diez años”. Tal vez Rocío Serna, fotógrafa desde hace cinco años y responsable del estudio Meraki Photo, comparta estas palabras. Rocío acaba de estrenar su exposición “Bali: La Mirada Invisible” en el Buena Pinta, del que ya hemos escrito anteriormente. Cerveza en mano, charlamos con esta cazadora de luz sobre países lejanos y la textura de un mundo completamente distinto.

LO QUE EL OJO OLVIDA

“Aunque profesionalmente me dedico a la fotografía general, como bodas y familias, me encanta la fotografía de autor”, narra Serna. “El título de la exposición nace de que casi todos los retratos me miran“, explica la fotógrafa. “Y también de la diferencia que hay entre la imagen mental de ‘Bali’… y la realidad”, aclara.

La fotografía de Serna se caracteriza por un estilo hiperrealista del retrato humano y unos paisajes que brillan coherentemente. La textura es la caligrafía de su firma: tendones, arrugas y ojeras que delatan la humanidad de sus protagonistas. Sus encuadres naturales no se quedan atrás: Rocío logra que el agua moje en la distancia y los árboles raspen el aire.

Es un estilo que trata de remarcar las arrugas, sombras y nitidez de las expresiones de los protagonistas”, cuenta Rocío. “La intencionalidad gira en torno a hacer que las expresiones cuenten algo de verdad, que reflejen un momento humano real“.

Realmente, no tenía intención de hacer una exposición de este viaje“, cuenta Serna mientras observamos su trabajo. “Me fui con la cámara a cuestas y adoro los retratos, así que aproveché el momento. Me llamaba mucho la atención la diferencia de rasgos faciales“, detalla. “Y cuando volví, me di cuenta de que tenía material suficiente como para exponerlo”.

LA ARQUITECTURA DE UN VIAJE

La cultura y arquitectura de Bali también tienen espacio en la mirada invisible de Serna, junto con una localización que indica el lugar donde nació cada imagen. “Esto, por ejemplo, se conoce como ‘templo madre‘. En todas las casas hay uno, orientado hacia el suroeste, para que puedan rezar”.

Rocío cuenta una historia. “En un determinado momento, hombres y mujeres se visten de blanco, al estilo del Santo del Sabuco“, narra. “Y van en procesión llevando ofrendas a este templo. Tuvimos mucha suerte de poder verlo”, explica alegre.

Se han quedado en el tintero muchos retratos de niños. Me llamaban muchísimo la atención, aunque no por lo que se pensaría”, corrige la fotógrafa. “Es cierto que su nivel de vida es más bajo que el nuestro, pero Bali no es tan pobre como pensamos”.

“Pero la gente y la cultura… “, para Rocío. “La amabilidad de la gente es sencillamente increíble, y su cultura es tan distinta que necesitas que alguien te la explique“. “Tal vez lo peor sea el nivel de vida, o el concepto de limpieza que tenemos aquí y el que tienen allí”.

¿Y cómo surgió la idea de poner una exposición en un local como Buena Pinta? “Bueno, abrieron en octubre y descubrí que tenían una galería de arte. Tras colocar la estructura para las fotos, decidimos colocar la exposición”, cuenta contenta. “Además, es un sitio al que no te limitas a venir solo para ver la exposición”, ríe. “Y desde luego, no es la típica galería de arte“.

Patrick Rothfuss dijo una vez que “caminar durante cien kilómetros es más productivo que pensar durante diez años”. En términos de arrugas, templos, cultura y diferencias, parece haberlo sido para Rocío Serna. ‘Bali: La Mirada Invisible‘ es una exposición que hace humanos a sus personas y naturales a sus parajes. Que refleja el paso del tiempo y los colores de un lugar completamente lejano con fidelidad y tacto. Y que muestra cómo algo tan sencillo como caminar le da luz, sentido y foco al polvo del sendero.

 

 

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.