Publicidad

Publicidad

David Kid: civismo entre personas, punk sobre el papel

Moneamos un rato en Tres Bonobos y entrevistamos a David Kid, autor de una exposición anónima que bebe del graffiti, el cómic y lo punkarra.

NO TE LO PIERDAS

Escrito por:

Redacción: Jorge Coloma Puga | Fotografía: Elena Martínez Velasco


Dentro de la jungla gris y tecnológica que nos rodea, coexiste otra espesura de rock, vinilo, diseño y arte. Estos cuatro animales lideran la pirámide alimenticia de Tres Bonobos, una tienda de moda y música del centro de Albacete. Es allí donde conocemos a David Kid, un ilustrador “cívico entre humanos, malvado en el papel“, según sus propias palabras.

MONKEY SEE, MONKEY PAINT

Tras introducirnos de forma breve, robamos a David de las 30 personas que abarrotan la tienda a las 19:00 horas. La birra y vistas son gratis, al igual que el sofá que Tres Bonobos nos habilita para la entrevista.

Lo primero que David nos pide, de forma muy educada, es ponerse algo que le cubra la cara. “Es por una movida…no sé, es difícil de explicar“, dice tímido, pero divertido. De ahí la máscara que encabeza la entrevista: en sintonía con Tres Bonobos.

Pero antes de empezar, un conocido de David se acerca al artista con una pregunta muy seria. “Ya que vas a saltar a la fama, ¿si me estiro los huevos me los firmas?“. Ambos acuerdan cerrar el acuerdo al finalizar la entrevista

Y así, comenzamos a indagar en el territorio de caza del mono que tenemos enfrente. “Soy David Kid, 25, pero aparento menos. Estudio Bellas Artes, y me dedico a la ilustración, como puede verse”.

La exposición, que consta de alrededor de 50 piezas de diverso tamaño y temática, “me ha llevado unos 4 meses”. “Trabajo con bastante rapidez“, explica David, “y le dedico mucho tiempo, dentro y fuera de las clases“.

Indago sobre el motivo de la exposición. “Creo que es un poco terapéutico”, sugiere Kid. “Las obras solo tienen sentido a ratos, mi dibujo va de meditar y de soltar mi lado malo“.

HUMANO BAJO EL FOCO, MALVADO JUNTO AL ARTE

Le pregunto al respecto de la más que evidente influencia del grafiti en su obra. “Fue lo que me hizo comenzar a pintar“, sonríe David mientras bebe de su cerveza.

“Empecé con 15, y hace un par de años dejé de pintar de forma asidua”, detalla. “Para mí, supuso mi desarrollo como… creador“, pronuncia Kid con precaución.

Esa adolescencia macarra…”, dice con un toque de melancolía. “A ver, yo he pintado de todo, pero claro que quería hacer cosas chulas… y también chulear mi nombre por la calle“, concluye.

Los trenes tienen un especial protagonismo dentro de sus ilustraciones de grafiti. “Para mí, era lo más intenso de todo; pura adrenalina“, dice su yo malvado con una sonrisa.

EL PUNK HA MUERTO, LARGA VIDA A LA CORRECCIÓN

También hay un montón de piezas con vehículos de locura sobre fondos infernales. “Aquí tengo que hablar de mi colectivo, Turbina Magia. Artistas geniales de muchos sitios, básicamente“, relata Kid.

Todos tenemos una estética muy punk, somos peña que nos entendemos en el bar y en el curro”, relata. Indago sobre el punk. “Es algo que tiene muchísima presencia en mi obra, ese es el mal del que hablo“.

“Gente apolítica, que le sudaba la polla todo, que solo quería hacer lo suyo”, dice entre sorbos. “Provocar por tocar los huevos, vamos“, concluye.

Y en nombre de tocar los huevos, le pregunto qué es el punk para él a día de hoy. “Un cadáver enterrado por la política, absorbido por la cultura popular. Murió con GG Allin y su gente”, narra.

Y hablando del pasado, David me habla de su obra clave: Mortadelo y Filemón. “Yo empecé a dibujar con Ibáñez, Makinavaja…hay cierto componente kinki también

Y así, entre risas y recomendaciones de cómics, dejamos que Kid conquiste a la fauna de Tres Bonobos. Eso sí, el artista amenaza a la sociedad. “Cada vez que alguien piense en venir a ver la expo y no venga, mato al gatito más adorable que pille“. David Kid: macarrismo ilustrado, civismo palpable; educado… hasta que encuentra un lapiz.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.