Publicidad

Publicidad

Día del Animal Callejero: en Al Alba, no se abandonan ni las tapas

El establecimiento Al Alba celebró ayer el Día del Animal Callejero, un evento de caña y tapeo para concienciar sobre la protección animal

ASÍ PASÓEn portada

Escrito por:

Estamos rodeados por ellos en nuestros hogares y calles. A veces, nos lanzamos a la aventura de vivir una vida junto a ellos. A veces, los cuidamos desde la distancia, asegurándonos de que tengan un techo y algo de comida. Pero ayer, la más de una centena de asistentes en Al Alba demostraron una realidad. El Día del Animal Callejero ha venido para quedarse. Tapeo vegano, stands, ladridos y mucha, mucha animación regada con cerveza fueron los protagonistas de este mediodía. Y nosotros estuvimos allí.

DÍAS DE SOL, DÍAS DE PERROS

Aterrizamos en Al Alba cerca de las doce de la mañana. Los primeros visitantes, humanos y cánidos, ya están disfrutando de la tranquilidad de un domingo por la mañana. Aunque los segundos lo ponen francamente difícil: debe de haber más de dos veintenas de perros, y el nerviosismo está a la orden del día.

Mastines, doberman, alemanes, terriers, cruzados… la lista es tan larga como la propia calle Caldereros. Sorprende mucho la amabilidad y disponibilidad de los propietarios: casi todo el mundo quiere una foto con sus fieles amigos.

Pero si hay algo más sorprendente que eso, es la atmósfera de buen rollo que impregna la terraza y el exterior del establecimiento. Familias enteras acuden a disfrutar del buen tiempo con sus mascotas, aderezando su mañana con tapeo vegano y, cómo no, cañas.

La docilidad de los perros también es de agradecer. Muchos de ellos siguen siendo pequeños, pero tienen un comportamiento ejemplar y solo se alteran por estar rodeados de sus congéneres. Eso sí, en un buen sentido: los ladridos, juegos y persecuciones están a la orden del día.

Y mientras las mascotas juegan, los dueños cambian impresiones entre ellos. El sonido ambiente está dirigido por las risas, las preguntas sobre los animales del otro y las anécdotas provocadas por las mismas. En definitiva, un ambiente perfecto para disfrutar de un rato libre con el mejor amigo del hombre y la mujer.

Pero ojo, porque hay mucho más de lo que dice la vista. Dentro de Al Alba, los puestos de distintas asociaciones protectoras de animales aguardaban al público. Y, por supuesto, también hablamos con ellos para saber qué opinaban.

DEFENDER A LOS ANIMALES ES DEFENDER EL MUNDO

Pillamos a Llanos y Luisa, del Arca de Noé, justamente cuando trasladan su puesto desde el interior a la terraza de Al Alba. “Queremos agradecer a CES Cañicas, CES Fátima y BUBU Tocino Bueno por haber invitado a todas las asociaciones“, anuncian.

La afluencia es genial, el motivo es genial y estamos bastante contentas con la afluencia“, sonríen. Las dejamos trabajar mientras acudimos al interior del local. Dentro, otras tres asociaciones protectoras esperan su turno para salir.

Hablamos con María, vocal de eventos de Dejando Huella Albacete. El stand de María y su compañero está repleto de llaveros, camisetas y tazas por la defensa de los animales. “Para quién no nos conozca, llevamos cuatro y años y medio trabajando en Albacete. No recibimos ayudas públicas ni trabajamos con albergues; sólo con casas de acogida“, explica la vocal.

“Si alguien quiere comprar algo puede apoyar con la compra o donando directamente”, explica María. “Pero básicamente, hemos venido a hablar con los compañeros y a concienciar. Ya lo hacemos a través del equipo C, que es nuestra principal vanguardia para concienciar en colegios e institutos, pero…”, y para un segundo.

“El problema de Albacete en términos de animales callejeros son las colonias de gatos. Ahora mismo, alimentamos a más de cien gatos. Nos hacemos cargo de una colonia en Imaginalia y tres más a lo largo de la ciudad. Eso incluye“, enumera María, “alimentar a diario, vacunar y esterilizar. Una colonia controlada evita plagas“.

También hablamos con Javier, director de Alma Animal Albacete. “Alma Animal es una fundación antiespecista y vegana que trabaja en cooperación con santuarios de animales“, explica Javier. “Nosotros queremos participar, que hay apoyo por parte de las organizaciones. Que hay que echar un cable a los activistas independientes, porque invierten su tiempo y esfuerzo en ello“, sonríe. “Y no hay que tener miedo a estas palabras: al fin y al cabo, el veganismo consiste en adoptar una postura política por la defensa de los animales“.

Y también hay tiempo para el esfuerzo internacional con los animales. Charlamos en inglés con Irene Allan, presidenta de la ONG Hope for Podencos. “Rescatamos podencos y cachorros abandonados en el campo. Trabajamos en la península y en Gran Canaria“, explica Irene en un perfecto inglés.

“Un día me crucé con un podenco abandonado”, relata Irene. “A raíz de eso, empecé a investigar sobre la situación de los podencos en España. Y me di cuenta de que muchos rescates caninos ignoraban a los podencos por diversos motivos“, explica. “Esta raza es muy inteligente y sensible, y debe de ser tratada con la precaución que se merece”, concluye la presidenta.

Y así, cerramos la jornada en Al Alba bajo un manto de ladridos, risas, y cristales. Una mañana llena de alegría para cualquier amante de los animales, y mucho más para aquellos que se implican a nivel político y personal. Un mediodía que demuestra que, en el Día del Animal Callejero, en Al Alba no se abandonan ni las tapas. Porque todos y todas están concienciados de que existe un equilibrio que alcanzar con nuestro mundo. Juntos… y al lado de nuestras mascotas.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.