Publicidad

Publicidad

“Entre vinos anda el camino”: luz desde la uva a Santiago

Descorchamos las llagas en la Bodega de Serapio junto a Juan Carlos Navarro, autor de la exposición fotográfica “Entre vinos anda el camino”.

NO TE LO PIERDAS

Escrito por:

La Bodega de Serapio es un lugar tremendamente albaceteño, clásico; y extrañamente encantador por ello. Parte de su encanto reside en dejarse tocar por el mundo, como un enclave del pasado cómodo en su presente. De ahí que Juan Carlos Navarro, fotógrafo albaceteño, haya usado sus muros para su exposición “Entre vinos anda el camino”. Una obra en clave de luz bipolar sobre el camino de Santiago, que habla de personas con aroma a senderos.

Juan Carlos me explica que lleva quince años fotografiando el peregrinaje más famoso de España. “María García, la directora de EsRadio Albacete, fue quién me propuso hacer esta exposición”, explica Juan Carlos. “Hasta la fecha he hecho unas veinte exposiciones, pero Serapio es especial; debido al público y al sitio”, explica.

Fotografía Juan Carlos Navarro 1

Fotografía: Juan Carlos Navarro.

ORDEN EN ESCALA DE GRISES

Le pregunto al respecto de su estilo , de qué clase de luz atrapada puede encontrar uno en sus veinticinco imágenes. “Para mí, la casualidad no existe en la fotografía. Todas las fotos tienen un orden y, ante todo, un concepto”, detalla Navarro “Tiene que haber una geometría, una exposición concreta… el blanco y negro tampoco es casualidad. Y siempre son escenas“, concluye.

Una pieza me llama especialmente la atención: es una gran fotografía, de prácticamente un metro de largo. “Con esa gané el Premio del Público del Concurso de Fotografía de Correos”, relata. “Lo divertido es que está hecha con un móvil…”, confiesa, “pero como te dije, tiene un orden y un sentido”.

Fotografía Juan Carlos Navarro 2

Fotografía: Juan Carlos Navarro.

Le pregunto cómo convencería a alguien para que le diese una oportunidad a su obra y a la Bodega. “Si queréis descubrir una parte del camino de Santiago, id a Serapio”, sentencia de forma rápida. Porque hay un camino entre vinos, un camino al que un fotográfo ha robado la luz durante quince años. Y ahora, al igual que un Robin Hood añejo, la devuelve al público, con toques de tapas caseras y uvas maduras.

La exposición “Entre vinos anda el camino” estará abierta al público hasta finales de enero de 2019.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.