Publicidad

Publicidad

Gala del 50 Aniversario de la APAB: Homenaje a esas vidas dedicadas a perseguir la verdad

Sebastián Moreno, Maite Martínez Blanco y José Fidel López fueron los periodistas galardonados por la APAB en una emotiva gala que celebra el amor por el periodismo local.

ASÍ PASÓ

Escrito por:

Pocas cosas hay en la vida para aquellos que disfrutan verdaderamente de transformar la realidad en palabra como la satisfacción de saber que estas son leídas, entendidas, valoradas. Como saber que eso tan complejo que llamamos realidad tal vez lo sea un poco menos gracias a que la hayas desmenuzado, diseccionado, o tal vez simplemente evidenciado. Como ver la vida en noticias, el mundo en artículos, el pasado en crónicas, el futuro en clave de titulares. Y como sentir el poder de la pluma en tu mano, afrontar el miedo al folio en blanco y de garantizar, con ello, que la gente es solo un poquito más consciente del mundo en el que vive.

El sábado 18 de marzo de 2019 la Asociación de Periodistas de Albacete celebraba una gala en el Casino Primitivo. El evento, patrocinado tanto por la Diputación de Albacete como por Globalcaja, perseguía dos claros objetivos: uno, celebrar que el organismo cumple cincuenta años de vida uniendo a profesionales albacetenses; y dos, homenajear precisamente a varios profesionales de los que, como decíamos, encuentran orgullo y gozo en acercar la realidad a las personas y de los que, afortunadamente, abundan en nuestra tierra.

Y es que, aunque pueda parecer irónico, quienes hacen noticias en ocasiones también merecen ser noticia ellos mismos. Merecen que se reconozca su trayectoria, su esfuerzo, su buen hacer. Su contribución a que el periodismo, en constante crisis, siga manteniendo la legitimidad como garante democrático y medio para acercar lo que ocurre en el mundo a la ciudadanía.

Así, bajo el amparo de un Casino Primitivo lleno de compañeros, familiares y amigos, daba comienzo un emocionante acto en el que ponía en valor la labor de varios fantásticos profesionales con los que tenemos la suerte de compartir ciudad.

 

50 AÑOS DEMOSTRANDO QUE EL PERIODISMO LOCAL TAMBIÉN IMPORTA

A las doce y media del mediodía, el acto daba su pistoletazo de salida, pero no sin una introducción dedicada a recordar la importancia de la Asociación de Periodistas de Albacete y a conmemorar sus 50 años de vida. La APAB en esta ocasión ha decidido celebrarlo con una edición especial de su anuario, elaborado por Cristina Castellanos y Mercedes Martínez. Esta viene ilustrada con fotografías de reporteros gráficos de La Tribuna de Albacete como José Miguel Esparcia, Arturo Pérez o Rubén Sarrallé, además de otras pertenecientes a los fondos gráficos del diario. También se pueden ver en el anuario imágenes de otros profesionales como Manuel Podio y Josema Moreno. “

Juan Carlos Catalán y Loli Ríos de CMMedia, encargados del material audiovisual que presenta cada una de las distintas partes de la gala, remarcan en su vídeo la importancia de esta institución en su medio centenario de vida. “Medio siglo con el que la APAB crece, cambia y madura para hacer frente a crisis profundas que golpean a medios que desaparecen y a profesionales que van a la calle. Lo que no te mata te hace fuerte, y los periodistas alzan la voz, organizan foros, actividades formativas, lúdicas y de reconocimiento”.

Se espera que, además -y también con motivo del aniversario-, Albacete acoja este mes de abril a más de 140 profesionales de toda España con motivo de la Asamblea de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

 

DESPOBLACIÓN RURAL Y EDUCACIÓN Y LA VIDA DE UN ESCENÓGRAFO GINETERO EN HOLLYWOOD

Tras celebrar que la asociación crece cada año, comienza la entrega de reconocimientos. Y empieza con el Premio de Periodismo Sánchez de la Rosa, galardonado con 2.000€ y entregado por el diputado provincial Don Enrique Pagán. Esta quinta edición del Sánchez de la Rosa ha sido resuelta por el jurado con una concesión ex aequo del mismo a Maite Martínez Blanco y a José Fidel López Zornoza, por trabajos periodísticos publicados en 2018, ambos en el diario La Tribuna de Albacete. En esta edición, según indica el jurado, han aumentado considerablemente tanto el número como la calidad de los trabajos presentados como candidatos al galardón.

José Fidel López ha sido premiado por la serie de reportajes sobre la vida del escenógrafo ginetero Amalio Fernández en Hollywood que publicó en La Tribuna el pasado año. “Se valora la combinación de periodismo de investigación con el género literario y el cine, y que en este extenso reportaje de 8 páginas muy bien estructurado el autor descubriera a los lectores un personaje muy relevante pero desconocido“, valoraban desde el jurado, junto a la buena labor de documentación, la publicación de material gráfico inédito, los esfuerzos en investigación y la existencia de una parte literaria y artística.

“Que optaran por reconocer el trabajo que dediqué a Amalio el escenógrafo y su particular sueño americano es una manera de rendir tributo a una personalidad albacetense, de La Gineta más concretamente, que logró el reconocimiento más considerable pero que sufrió el olvido más detestable“, indicaba López en su discurso. Además, un par de momentos especialmente emotivos arrancaron un aplauso enorme por parte de los asistentes. Uno de ellos fue cuando el galardonado evidenció su orgullo, entre lágrimas, de que el premio tenga el nombre se Sánchez de la Rosa, quien fuera su propio jefe y del que aprendió “buena parte de lo poco que sé de este oficio”.

Maite Martínez, visiblemente emocionada tras la intervención de su compañero, comenzaba su propio discurso. “Creo que es importante hacer visible el buen periodismo de provincia, aquí también se cuentan buenas historias”, defiende. También aprovechaba para agradecer, entre muchos, a aquellos que “prestan sus testimonios vitales para humanizar las frías cifras“. Y se despedía, conteniendo el llanto y emocionado, leyendo un texto de García Márquez en el que este argumentaba qué es lo que tanto ‘engancha’ del que, en palabras del famoso escritor, “es el mejor oficio del mundo”, pese a todas las dificultades que sus profesionales deben afrontar a día de hoy.

 

JOSÉ LOZANO, PREMIO A LA COLABORACIÓN CON LA PROFESIÓN PERIODÍSTICA

El segundo galardón de la jornada, diseñado por Agustín Lozano y entregado por el presidente de la Fundación Globalcaja, Emilio Molina, buscaba ser un homenaje a la colaboración con la profesión periodística.

En esta ocasión, el premiado fue José Lozano Tendero, presidente de la Federación de Comercio. Se busca reconocerle “por su buena disposición, que lo ha convertido en uno de los personajes públicos de la ciudad más queridos por los profesionales”, indican desde el propio vídeo introductorio. Y es que Lozano entiende que periodismo y comercio albaceteño pueden ser perfectos aliados y siempre tiene tiempo para responder a los profesionales de la información.

“Sabed que vuestra profesión ha sido para mí un sueño incumplido pero, mira las vueltas que da la vida, que aquellos que estudiaron una carrera que a mí me hubiese encantado estudiar hoy me crean esta distinción“, explicaba orgulloso el premiado al recoger su galardón.

 

SEBASTIÁN MORENO, GALARDÓN A TODA UNA VIDA DE RECREAR EL MUNDO A TRAVÉS DE SU PLUMA

El tercer y último premio, entregado por la presidenta de la APAB, Ana Martínez, supone un homenaje al escritor y periodista albacetense Sebastián Moreno por toda una vida poniendo su pluma al servicio de la información. Se le galardona así con el Premio a la Trayectoria Periodística 2018 “por su excelente, copiosa e ingente carrera como informador”.

Moreno comenzaría su carrera elaborando productos periodísticos para medios locales como La Voz de Albacete o Albacete 7 días. En este último, del que fue también director, tuvo oportunidad de trabajar y entablar amistad con el también paisano y periodista Pedro Piqueras, vínculo que se ha mantenido con los años. Tanto es así que el propio Piqueras, que no pudo asistir a la gala, felicitaba al premiado por medio de un vídeo proyectado en la sala. “Para mí Sebastián era el más grande de todos. Intenté emularle, intenté competir con él, pero siempre me ganó porque Sebastián era un gran periodista de oficio. Así que probé a aprender de él”, contaba Piqueras.

“Pedro ha hecho la radiografía del periodista de provincia que siempre y a buena honra he sido yo. En Albacete dimos la cara y la piel cada día. Simplemente era cuestión de salir en la calle. En la calle, como dice Pedro, está la vida con todos sus matices, y nosotros teníamos la obligación de contarla”, comenzaba Moreno en su discurso.

Pero uno de los grandes medios de la época de los 70, Cambio 16, también fue capaz de ver el talento del redactor y poeta albaceteño. Y así es como Sebastián Moreno acaba, en plena transición, por incorporarse a su equipo de investigación. “Su presidente vino a dar una conferencia, vio lo que yo hacía y me llevó a Nuestro Bar. Allí me dijo que yo no podía quedarme en Albacete, que todo ese esfuerzo y esa luz que yo arrojaba sobre la actualidad tenía que llevarla a sitios comprometidos y grandes como era Cambio 16. Y lo primero que hizo cuando llegué fue mandarme al País Vasco a hacer una semana de información sobre ETA, que al final me amenazó, lógicamente”, explicaba el propio Moreno en su discurso.

Más adelante, sería nombrado redactor jefe de Cultura y Sociedad de Cambio 16. Una vez fuera de Albacete, Sebastián Moreno fue también fundador de Tribuna de Actualidad, así como y redactor jefe de las revistas Tiempo e Interviú. Ha escrito sobre personalidades tan reconocidas en nuestro país como son Lucía Bosé, Pelé, Julio Iglesias, Rocío Durcal, Pilar Miró, Antonio Gala, Santiago Carrillo o Felipe González, entre muchísimas otras.

Y una de esas numerosas personas que han pasado por su pluma es Casimiro García, que quiso estar también el evento para poder dedicarle a Moreno la canción “No soy poeta”, el primer tema que escribió y grabó como cantauator. “Quería reconocer a mi amigo Sebastián el apoyo que me dio al principio. Él me hizo un artículo, una entrevista. Yo venía de Barcelona y evidentemente no me conocía nadie, y el título que le dio Sebastián a la entrevista fue: Casimiro Ortega, Albacetense, compositor del momento, ríe. “Ahí me ganaste, ¡y a mi madre también te la ganaste, claro!”, bromeaba García antes de comenzar su particular homenaje en clave de cuerdas.

 

UN CIERRE REIVINDICATIVO Y FUERTE: EL PERIODISMO DEBE RESISTIR

Tras una hora de lágrima emotiva, emoción y orgullo profesional materializado en galardones, sube a la palestra por última vez Ana Martínez, presidenta de la APAB. Sin embargo, en esta ocasión, el tono se vuelve crítico, reivindicativo, aprovechando la presencia de representantes políticos en la sala. Así, Martínez puso en su discurso final el punto de mira en cuestiones tan importantes como las condiciones laborales y salariales de los profesionales periodísticos, la flexibilidad horaria, la conciliación laboral o la necesidad “de negar una y otra vez esa cada vez más común manía de pedirnos los textos antes de ser publicados o sugerirnos los titulares”, tal y como indicaba Martínez

También aprovechaba para pedir a los representantes políticos que se tenga a los periodistas en cuenta y se pongan los medios necesarios para que “desarrollen su trabajo en condiciones, en calidad y con dignidad, no tirados por los suelos para coger notas ni arrodillados para rabar un canutazo”. Criticaba, además, otras cuestiones como las convocatorias o declaraciones a horas intempestivas, las ruedas de prensa “con público y aplausos” o que no habiliten espacios al efecto para los profesionales.

Pero no todo es crítica externa, también hay que saber mirar hacia dentro y hacer ejercicio de introspección. Por eso, Martínez evidenciaba también el daño que hacen al oficio las fake news, “los showmen televisivos disfrazados de tetulianos o la filosofía del todo vale por un clic. Y, a pesar de eso, el periodismo “nunca ha dejado de enfrentarse a nuevos retos, y aquí sigue, lo que demuestra que siempre ha sido y será un servicio público y necesario para garantizar la libertades y la democracia”, añadía la presidenta de la APAB.

Por último, y justo antes de despedirse, Ana Martínez quiso también rendir homenaje a Paco Botella y Pepe López. “Dos de las personas que más han trabajado por esta asociación, dos profesionales como la copa de un pino, incondicionales y leales a esta asociación, sin cuyo esfuerzo y dedicación no habríamos cumplido estos 50 años. Que sepáis que siempre seréis los imprescindibles”, recalcaba Martínez.

Y así, entre emoción y reivindicaciones, veía su fin un evento que evidencia que el periodismo local también importa, que los periodistas somos más fuertes si estamos juntos y que toda una vida de trabajo en pos de la verdad siempre será valorada. A fin de cuentas, es gracias a tantos y tantas periodistas como los aquí galardonados que la ciudadanía pueda entender el mundo. Y eso, en definitiva, es motivo suficiente para que merezca la pena seguir luchando por hacer las cosas bien.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.