Publicidad

Publicidad

La_Lo_La: cuando las raíces de la tapa florecen en ‘pintxos’

Acudimos a la reinauguración de La_Lo_La, un local que apuesta por transformar las raíces de la tapa albaceteña en pintxos de vanguardia

En portadaLOCALES Y ESTABLECIMIENTOS

Escrito por:

Lunes a sábado: 07:00 AM hasta 01:00 AM

Domingos: 08:00 AM hasta 23:00 PM

Calle San Agustín, nº 10

02001

Facebook: @lalolapintxosytapas

Instagram: @lalolapintxosytapas

 

 

Este reportaje ha sido patrocinado por La_Lo_La

Respetar las raíces de una cultura concreta es un punto clave para que pueda florecer y evolucionar. Y la gastronomía de tapas no es una excepción. Experimentación, vanguardia, ruptura. Las posibilidades son infinitas, siempre y cuando se sepa de dónde se parte. Esa es la idea de La_Lo_La, un local que reabre su estilo adaptando la tapa albaceteña al ‘pintxo’ vasco. Ubicado en San Agustín, nº 10, La_Lo_La reinaguró sus puertas este pasado viernes. Fue una exhibición de gastronomía de matices y acordes llena hasta el techo. Y nosotros estuvimos allí.

LAS SEMILLAS DE LO QUE SOMOS, LOS FRUTOS QUE COMEMOS

Llegamos a La_Lo_La a las siete y media de la tarde. La tensión y los nervios, siempre bien llevados, revolotean por el cálido interior del local. Nos recibe Juan González Angulo, uno de los socios de este negocio. “La idea de este negocio surge con dos amigos más, Alberto Martínez y Emilio Lorenzo”, explica Juan.

“Ellos ya son socios de otro local, y conocen bastante bien el mundillo. Sencillamente, era una idea que los tres teníamos desde hacía tiempo. Una espinilla clavada entre los tres, digamos. Un día descubrimos este local, comenzamos a hacer números… y aquí estamos“, explica sonriente.

La_Lo_La se viste de modernidad y tradición. Las luces son cálidas, y tanto la decoración tradicional como los acabados futuristas se fusionan cómodamente. En términos estéticos, el lugar se mueve hacia el cuidado por el detalle, manteniendo un toque clásico. Los grises, violetas y azules se combinan a la perfección con la íntima luminosidad amarilla.

“El nombre viene debido a la anterior propietaria del local, María Dolores”, revela Juan. “Anteriormente este local era el Índalo, y ofrecía un servicio similar. Sin embargo, nosotros hemos hecho una transición dulce de bar de copas a bar de tirada, de día entero. Hablamos de desayunos, comidas, cenas… y, por supuesto, de los pintxos“, ríe. 

“Intentamos mantener la esencia de este lugar, pero transformada a través de nuestras ideas. De hecho, mantenemos a los imprescindibles de la plantilla anterior. La idea, ante todo, se basa en ofrecer un espacio tranquilo, bien diseñado y bien ubicado. Un lugar con una carta bien planteada, que sorprenda desde la raíz de nuestra propia comida. “Y para eso”, dice Juan levantándose e invitándonos a seguirle, “tenemos nuestra carta de pintxos“. 

LA PRIMAVERA DE LOS SABORES Y LA IMAGINACIÓN

Uno se preguntaría cómo alguien podría apostar por el pintxo en una ciudad tapera como Albacete. “Porque queremos innovar y apostar por algo diferente, algo que no se ve”, contesta rápido Juan. “En Albacete tenemos tapas, montados… pero aquí no solo queremos eso, sino ofrecer que puedas pedir pintxos durante toda la semana“.

“De hecho”, especifica el gerente, “estamos contemplando la opción de hacer pintxos semanales, quincenales y mensuales. Para que la gente siempre tenga algo distinto que probar“, detalla. “Y son elaborados. Unidades de alta calidad y a precio asequible. No importamos el modelo vasco en su totalidad: lo transformamos”.

Pero… ¿de qué tipo de pintxos hablamos si hablamos de La_Lo_La? “De nuevo, mezclamos la tradición con la vanguardia aliñada con un toque personal. ‘Innovación tradicional’ sería un buen término“, bromea Angulo. “Lo mismo tenemos tosta de sobrasada con queso fresco y nuez, que tortilla de patatas casera“.

De hecho, esa misma tosta de sobrasada aterriza al tiempo que lo hacen las palabras de Juan. La sobrasada tiene intensidad, pero la dulzura de la miel la regula sin invadirla. El queso fresco es el tercer acorde, acariciado por las punzadas rugosas y crujientes de la nuez.

La gente empieza a llenar el local. Es una reinauguración por todo lo alto: La_Lo_La está hasta la bandera, que ondea con una seña de identidad de gastronomía propia. Juan aplaza la conversación con nosotros entre saludo y pedido, sin descuidarnos en ningún momento.

Por darte algunos nombres, te hablaría del tartar de fuet, que llega justo ahora“, ríe el socio pasándonos un plato. El fuet es fuerte y tiene un sabor muy peculiar, suavizado por el huevo poco cocido que lo acompaña. El resultado es increíble: espíritu y cuerpo regados de liquidez. Una receta de locura.

“También encontraríamos la tosta de pulpo con queso ahumado y alioli negro, por ejemplo“, anuncia pasándonos otra ración. Nunca jamás había pensado en “pulpo y queso”, y eso es un error. La suave textura y sabor del pulpo se funden, literalmente, con un queso con cuerpo que no ahoga ningún sabor. Y aunque el ajo reclama su espacio en paladar, nunca exige la atención suficiente como para dejar en segundo plano al resto de sabores.

Y hay mucho, mucho más. Desde un montado de calamares con mayonesa negra especiada hasta la queridísima magra de nuestra tierra. “¿Qué mas puedo decirte? Pulguitas de pepito, tostas de pan de pita y salmón ahumado con cobertura de pistachos… “, bromea Juan ante su propia carta.

¿Tal vez la tosta de queso provolone con mermelada de higo y cobertura de frutos secos?“, sugiere. “Aunque sean individuales, pueden degustarse en grupos. Tenemos tanto viernes de afterwork, con menús para empresas, como domingos de vermút, para disfrutar el buen tiempo“, señala.

Y así, nos despedimos de La_Lo_La con un extraño sabor de boca. Un sabor de boca que trasciende las fronteras que ya conocemos porque las fusiona sin miedo. Porque el miedo nace del desconocimiento, pero una vez que conocemos, empujamos los límites cada vez más lejos. Y es así como llegamos a estar cada vez más cerca de lo que queremos ser, ofrecer y mostrar. La_Lo_La es un lugar que sorprenderá a los pioneros de la nueva cocina, y que borrará los prejuicios de los clásicos. Un restaurante que recoge las semillas de nuestra tierra… y crea flores de lejanos lugares con ellas.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.