Publicidad

Publicidad

Las mujeres de Alicia Pedregal son ‘Naturalezas vivas’

Nos adentramos en La Casa Vieja para charlar con Alicia Pedregal, una ciudadrealeña que adapta el color de lo femenino en “Naturalezas vivas”

En portadaNO TE LO PIERDAS

Escrito por:

Del 10 de mayo de 2019 al 3 de junio de 2019

Calle Blasco Ibáñez, 46, 02004 Albacete

Página web: aliciapedregal.com

Facebook: AloaloPedregal

Alicia Pedregal es una mente inquieta de Manzanares, Ciudad Real. Una estudiante de Bellas Artes que comenzó con el grabado… y que, de momento, graba a la mujer en pintura. Porque, ante todo, Alicia Pedregal es una mujer; algo que, más que un sexo, es una naturaleza en sí misma. “¿Dónde está la naturaleza sin nosotras?”, ríe en un momento de la entrevista. No es una pregunta de fácil respuesta. Al menos, sabemos donde está la naturaleza con ellas: en La Casa Vieja, del 10 mayo al 3 de junio. Allí podremos ver “Naturalezas vivas“, una colección de dibujos mixtos a tempera que giran en torno a la feminidad. Nosotros, de momento, charlamos con la autora. E

EL HÁBITAT DE NUESTRO MUNDO

“‘Naturalezas vivas’ es una serie enmarcada dentro de un proyecto llamado Hábitat“, comienza Alicia. “A su vez, Hábitat se compone de muchas series: ‘naturaleza viva’, ‘naturaleza muerta’, ‘océano’, ‘rojo’, etc. Dentro de cada serie trabajo un color diferente: negros, grises y rojos, amalgama de verdes, azules. Digamos que Hábitat es un proyecto de investigación sobre el uso del color en la acuarela“, expone.

‘Naturalezas vivas’ expone retratos, planos medios y ligeramente alejados de mujeres. “Y de hombres. También los dibujo, aunque el estilo de dibujo los dirige hacia un aspecto andrógeno“, detalla la autora. “Las modelos nacen de mi propio trabajo fotográfico, o de las fotografías de amigos y profesionales que admiro”, relata.

La pregunta que viene a continuación es clara: ¿por qué la mujer como objeto de trabajo artístico? “Porque soy mujer“, traza Pedregal rápidamente. “Miro desde mis ojos, comprendo el mundo desde esa visión y, por tanto, el arte. La mujer es la base de la naturaleza: el nacimiento, el equilibrio…“, relata.

‘Naturalezas Vivas’ oscila entre una enorme gama de verdes y tonos florales y un apartado más gris y oscuro. El dibujo es una instantánea acuática de lo que parecen ser catarsis emocionales. “Acuarela, tinta y grafito“, desentraña Pedregal en cuanto a técnica. “Y en cuanto al objeto y forma… en realidad, es el formato que elijo en el momento. No es una composición estricta, sino lo que me sugiere la imagen con la que trabajo y mi idea básica“.

“Me gusta trabajar con este tipo de emociones”, se explaya Alicia. “Me hacen vibrar más, sentirme más a gusto, e inconscientemente creo que eso es precisamente lo que puede gustar“, ríe.

EMINENTEMENTE FEMENINA, INHERENTEMENTE FEMINISTA

‘Naturalezas vivas’ es una oda a la feminidad… e imagino que también lo es al feminismo. “Por supuesto, y más debido al tiempo en que estamos“, dispara sin pensárselo dos veces. “Hay que abogar por el feminismo en todas sus facetas. Entendiendo el feminismo como igualdad, por supuesto. Creo que el concepto ha sido erróneo durante mucho tiempo. Feminismo y feminidad van al unísono, y deben explotar ya“, sentencia Alicia.

¿Y cuándo empezó a cobrar tanta importancia la figura de lo femenino para Alicia Pedregal? ¿Lo fue siempre? “No, no lo fue siempre”, dice riéndose para sí misma. “De hecho, cuando empecé a dibujar con técnica mixta, mis personajes siempre eran masculinos. Pero creo que… fue cuando empecé con el grabado. Sí: fue en esa época donde la mujer empezó a cobrar más sentido para mí”.

Alicia y yo charlamos un poco más después de la entrevista. Ella me dice que al final, el dibujo, la pintura y cualquier arte son lenguajes; comunicación. Que ella cree que es importante que esa comunicación se adquiera a nivel general. “No podemos olvidar nuestra parte de niño, aunque sea mi parte de profe lo que la diga”, ríe.

Y creo que es importante que mantengamos esa conexión ‘infantil’ con el arte: la magia, la expresión artística. Y disfrutemos de la cultura: el arte es popular y tiene que ser popular“, dispara. De momento, el arte que hay en La Casa Vieja es popular… y natural. Y tiene rostro de mujer.

 

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.