Publicidad

Publicidad

Mandarina Garden: un País de las Maravillas de dulzura y conciliación

Te contamos qué es lo que puedes encontrar en Mandarina Garden, una cafetería basada en la conciliación y en la que tanto ‘peques’ como mayores tienen su espacio.

En portadaLOCALES Y ESTABLECIMIENTOS

Escrito por:

Marqués de Villores, 40.

LUNES A JUEVES: 8:00-13:00 y 17:30-20:30 

VIERNES:  8:00-13:00 y 17:30-21:00 

SÁBADO:  10:00-14:00 y 17:30-21:00

DOMINGO: Cerrado

PÁGINA WEB: Mandarina Garden

FACEBOOK: Mandarina Garden (Albacete)

TELÉFONO: 967 605 119

“Huele a nuevo, como los libros del colegio cuando empieza, como a tostadas recién hechas. Como cuando miras como si no lo hubieses hecho nunca”. Olor a mandarinas, de Zahara, viene a mi cabeza mientras atravesamos el umbral a un pequeño País de las Maravillas en pleno Albacete. Solo que esta vez no nos hemos caído por la madriguera del conejo. Y es que en Mandarina Garden no hemos podido ver al Sombrero Loco, pero la atmósfera que transmite transporta inevitablemente a un mundo de fantasías, de infancia, de dulzura.

Dentro, nos recibe Lidia Gómez, co-propietaria de Mandarina Garden. Ella nos cuenta que el espacio, que es franquicia, abrió sus puertas en septiembre del año 2017 y que persigue un objetivo principal: la conciliación. “Es un espacio de ocio no solo infantil, sino familiar. ¡Y también somos dog friendly!“, cuenta. La idea, explica, es que los papás y mamás puedan estar aquí tomando algo mientras sus ‘peques’ lo pasan bien. “¡Pero tampoco hace falta tener niños para venir!”, aclara. “Aquí hay cabida para todo el mundo“.

LA ‘HORA DEL TÉ’ SIN LIEBRE DE MARZO PERO CON UNAS TARTAS DE ZANAHORIA RIQUÍSIMAS

Ya hemos entrado en el microcosmos de fantasía que supone Mandarina Garden. Globos aerostáticos de colores, flores, mariposas y hasta el gorro de Mary Poppins decoran la estancia. También hay cuadros que evocan a películas y series de la infancia de los que ya no somos tan niños, como Punky Brewster, Cenicienta o La bruja novata. Todo un viaje al pasado, a la infancia, a tener de nuevo diez años. “¡Quién hubiera podido disfrutar de un espacio así cuando nosotros éramos niños!”, pienso para mis adentros.

Desde luego, si hay una palabra que define a la perfección el espacio, es esta: dulce. La dulzura se respira en los colores, la música -que pasa desde bandas sonoras de películas como Reflejo de Mulán a canciones más comerciales, pero siempre tranquilas-, la decoración y, sobre todo, en su carta.

Y es que lo primero que vemos al entrar en Mandarina Garden es su espacio de cafetería, que funciona de manera independiente. “Nuestra especialidad son las tartas. Funcionamos también a domicilio con Uber Eats, y la tarta de zanahoria se pide mucho. Es como lo más típico”, nos explica Lidia.

Pero, por supuesto, no solo hay tartas. Este sitio hará las delicias de los amantes de los desayunos y de las meriendas. Tienen cuatro variedades diferentes de tostadas (2,20€-3,50€), siempre con pan integral y que además puedes complementar con un ‘extra’ como jamón, queso, aguacate o fruta fresca de temporada por solo 1€ más. Y, si tu desayuno de café o infusión y tostada clásica o de mantequilla y mermelada lo pides entre semana y entre las 9:00 y las 11:00 de la mañana, solo te costará 2,20€. También tienen el Mandarina Bowl con yogur griego, granola casera, fruta fresca y agave (5€).

En otro apartado, ‘Merienda infantil healthy’, ofrecen varias propuestas de meriendas ricas, variadas y sanas por 6,50€. Además, como parte de su ‘Mandarina Bakery’, tienen las ya comentadas tartas, pero también cookies caseras con perlas de chocolate y frutos secos (2€), croissants (1,30€) y pancakes de avena caseros (5€). Pero, si eres más de salado, lo que te gustará son sus ‘Pequeños grandes bocados‘ (6€) de atún, de salmón ahumado, de jamón serrano y vegetal.

En cuanto a las bebidas, lo cierto es que no se quedan para nada cortos. Toda una hoja de su carta está dedicada a exponer sus milkshakes y fresh smoothies (5€), los cafés, los chocolates (3€), los tés (1,80€), las bebidas frías, los chais y matchas (3€) . Y no sorprende en absoluto que tanto cafés como tés estén francamente buenos, pues colaboran con Café D·Origen y disponen de la carta de té de El Elefante de Jade, locales de los que ya te hemos hablado en El Gambitero. Y además, los alérgenos de cada producto de su carta están debidamente indicados.

LUDOTECA PARA NIÑOS Y TALLERES

Lo más especial de este espacio es que, como indicaba Lidia, está pensado para conciliar perfectamente el ocio de padres y de niños. Por eso, cuentan con un gran espacio recreativo al pasar la cafetería en el que los niños pueden jugar mientras los mayores disfrutan de un café o té. Hay juguetes, libros, un proyector, mesas y materia para dibujar y colorear… Si los padres se encuentran en la cafetería mientras los niños juegan, el servicio tiene un precio de 3 euros cada hora. Y además, la habitación está acristalada, por lo que podrás ver qué hacen tus ‘peques’ en todo momento si te sientas en la zona más cercana a estas salas. Pero, si te tienes que ir, ¡no te preocupes! Por cinco euros la hora, puedes dejar a tus peques jugando y a buen recaudo en este espacio.

El servicio de ludoteca, explica la co-propietaria, está disponible hasta las 20:30 o 21:00, pero siempre hay alguna actividad o taller principal que se hace a las 18:00 y que se puede consultar en su Facebook. “Después de la merienda hacemos talleres de arte, Montessori, de cocina, de manualidades… También un día a la semana viene Romeo, el perrito de Psicoguau, y hacemos actividades para los niños con él”, nos explica Lidia. “Tenemos talleres todas las tardes de lunes a sábados. Los domingos cerramos excepto en ocasiones especiales, como en Navidad, o en caso de que se organice un evento privado”.

Los que mejor funcionan, detalla, son los de cocina. “Los niños vienen en plan Masterchef. De hecho, tuvimos a una niña, Candela, que estuvo en Masterchef y celebró su cumple aquí, ¡y prácticamente nos dio la clase ella a nosotros!”, cuenta entre risas Lidia. “Tenemos unos delantales para los niños que son iguales que los nuestros, y los ponemos a cocinar”.

CELEBRACIONES PARA ‘PEQUES’…

Pero la diversión para los ‘enanos’ de la familia no termina ahí. En Mandarina Garden también se pueden organizar eventos como cumpleaños. “El cliente elige una temática de entre todas las que hay en nuestra página web y nosotros decoramos el espacio, ponemos una mesa con dulces y con la tarta…”, concreta Lidia. Piratas, animales, disney, princesas, circo, superhéroes, científicos… ¡hay temáticas para todos los gustos!

Además, se percibe una clara preocupación por cuidar la alimentación de los niños y niñas. “Todo lo que comen los niños es casero, intentamos no traer el mínimo de productos industriales posible porque nosotros apostamos por una línea saludable. De hecho, la carta que tenemos nos la ha hecho Juan Llorca, que tiene un libro llamado ‘Sin dientes y a bocados’ en que habla sobre el método baby led weaning, que apuesta por una alimentación saludable infantil en la que no todo vale para los niños“, cuenta Lidia. Esto se traduce, entre otras cosas, en una clara reducción de azúcares refinados y en el uso de harinas integrales.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

#pijamaparty – Fiestas 🥳 con presupuestos y atención personalizados – con todos los detalles para que tu cumple sea perfecto ❤️ www.mandarinagarden.es

Una publicación compartida de Mandarina garden® 🍊 (@mandarinagarden) el

“Ahora estamos haciendo muchas fiestas de pijamas para niñas y niños, que son una novedad. El ‘cumple’ empieza a las 21:00. Cenamos, hacemos la tarta y se dan los regalos, como siempre. Luego hacemos juegos y algún taller: antifaces para dormir, bolsitos o alguna otra cosita temática. Después, hacemos un taller de relax, spa, tratamientos faciales y cosas así. Más tarde, con el proyector que tenemos les ponemos una película y duermen aquí. Tenemos tiendas de campañas tipi y se quedan hasta las nueve de la mañana. Al despertar, por la mañana, les hacemos tortitas para desayunar. Dura doce horas el cumple, ¡es una fiestaza!”, cuenta Lidia emocionada. ¡Menuda celebración!

… ¡Y PARA NO TAN ‘PEQUES’!

Pero si pensabais que solo los niños se lo pueden pasar bien en Mandarina Garden, estabais muy equivocados, porque también se pueden organizar reservas de espacios y fiestas para adultos. “El espacio de ludoteca se transforma, parece otra cosa completamente diferente. Lo que hacemos es que concertamos una merienda. Hemos hecho de todo, dulce o salado. También pueden proyectar algún vídeo o nos lo pueden encargar”, detalla Lidia.

Actualmente, también hacen baby showers. “La idea es eso, hacer la merienda y luego algo especial. Para las baby showers, por ejemplo, hacemos belly painting, que es que les pintamos la tripa a las futuras mamás. Cualquier cosa que se nos pida, podemos intentar hacerlo”, explica Lidia amable.

Cuando le preguntamos a Lidia por la acogida del local, su respuesta es clara. “Por norma general, yo creo que la reacción de la gente cuando viene es bastante buena, se van contentos. Muchas veces es difícil, pero intentamos que la música sea agradable y haya un trato cercano y familiar. De hecho, ya somos casi como una familia”. ¿El motivo?: “Al final conoces a todo el mundo porque siempre solemos tener clientes de los ‘coles’ del barrio, como el Compañía de María o la CEDES. También hay varias academias en la zona. Nuestro público, por tanto, son sobre todo familias. Es un público muy bonico, la verdad”.

Pero antes de despedirnos de ella, no podemos evitar preguntarle, como siempre hacemos, qué le diría a alguien que no conozca Mandarina Garden para animarle a probar. “Que vengan y nos conozcan. Están en su casa. Nosotros les vamos a tratar muy bien”, responde. Y con esto, abandonamos un espacio de dulzura total. Un sitio en el que, por algún tiempo, nosotros también hemos podido sentirnos, tal vez, un poco más niños.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.