Publicidad

Publicidad

Mixturas: un mosaico de artes plásticas desde el alumnado de la Escuela de Artes

‘Mixturas’ muestra el trabajo realizado por los alumnos de la Escuela de Artes a lo largo del curso… y desde todos sus ámbitos.

En portadaNO TE LO PIERDAS

Escrito por:

16 de mayo de 2019 – 30 de mayo de 2019

Prolongacion Jose Carbajal, 10, 02008 Albacete

Teléfono: 967 60 00 22

El talento es un mar incapaz de estancarse. Fluye ajeno a nuestro control, sustituyendo antiguas mareas por nuevas olas de creatividad. Y, de cuando en cuando, el eco de su espuma aterriza en nuestras orillas. En la Escuela de Artes, ese eco llega en forma de una variada exposición plástica llamada ‘Mixturas’. Las orillas de la Escuela albergarán esta exposición hasta el 30 de Mayo. Y mientras tanto, a fin de comprobar la creatividad del alumnado, nosotros nos acercamos hasta el lugar. A ver cómo ingenio, creatividad y demostración crean su peculiar mezcla.

UNA FOTOGRAFÍA DE MIL ENCUADRES

‘Mixturas’ se caracteriza por ofrecer un amplio y variado abanico de producciones de los alumnos. A la izquierda se sitúan las artes textuales: ilustraciones de tipografías elaboradas por los propios alumnos. Las hay de tipo vintage, futurista, o incluso con reminiscencias del mundo del tatuaje. “Mixturas lleva en proceso desde el año pasado”, señala Juan Prat, director de Artes Plásticas y Diseño. “Es una exposición elaborada por los alumnos de los ciclos a lo largo del año”.

“Se muestra durante las pruebas de acceso”, explica el director, “para que los interesados contemplen el trabajo de los graduados”. Un escaparte, según Prats, que muestra el trabajo de los módulos -asignaturas- que se realizan en la Escuela. La sección de artes textuales también ofrece un conglomerado de anagramas. De nuevo, tipografía y diseño se dan la mano de una veintena de formas distintas.

También encontramos un apartado dedicado al mundo de la arquitectura y diseño de interiores. Un par de maquetas plenamente montadas encabezan esta sección, junto a ilustraciones que planifican el interior de ciertos edificios.  “No son exactamente trabajos de proyectos en sí”, señala el director. “Digamos que pertenecen a los módulos. Y eso es lo que sorprende precisamente: que dentro de ser trabajos de módulos, hay creatividad en el profesorado y en los alumnos“.

Justo enfrente, hallamos una mesa llena de revistas que el alumnado ha creado. Presumiblemente asociado a un módulo de maquetación y diseño gráfico, los alumnos han creado una revista llamada ‘Buen Rollo’. Hay diversos modelos de esta revista repartidos a lo largo de la mesa. Tamaño, tipografía, color, organización de entradillas. Todo resulta diferente de lo anterior, aunque nacido de la misma idea. 

“Tenemos trabajos de, por ejemplo, Diseño Gráfico para el módulo de Inglés. O de Fotografía en el módulo de Teoría de la Imagen”, prosigue el director. “Parte del trabajo del curso reside en la práctica; no en limitarse a estudiar. Eso es lo que pretendemos mostrar”.

Dos hileras de trabajos rodean a la mesa de las revistas de ‘Buen Rollo’. Por un lado, encontramos cartelería artística de carácter reinvicativo. Por otra parte, en su opuesto frontal, hay una serie de ilustraciones de carácter más ligero. Estilo manga, cartoonish, dibujo tradicional… elija su preferido.

Por último, dentro de esta sección hay una parte especialmente llamativa. Hablamos de un proyecto para crear una aplicación en móvil… desde una perspectiva estética y de usuario. Resulta muy interesante contemplar cómo de sencillo (y complejo) resulta planificar el funcionamiento, características, límites y apariencia de nuestras cotidianas apps.

DE LA VISIÓN AL TACTO

‘Mixturas’ nos lleva de viaje desde la admiración visual hasta la comprobación táctil. Prueba de ello son las piezas artísticas que pueblan la parte interior de la exposición. “El perfil medio de este alumnado se sitúa en los 21 años”, radiografía Juan. “Una persona que quiere dar rienda suelta a su creatividad… y enfocarla hacia objetivos laborales“, prosigue. “O bien se plantean seguir en la Escuela tras el bachiller, o se suelen apuntar tras una carrera universitaria de la misma rama”.

Desde murales construidos por fotografías de la misma familia, hasta bolsas de hombro decoradas con los más diversos motivos. Los trabajos de los módulos resultan muy diversos entre sí, y ofrecen una visión global de las capacidades a aprender en la Escuela.

Por último, dos secciones más aguardan tras dar una vuelta a la exposición. Hablamos de una colección de fotografía mediana, donde sobresale la creatividad en términos de encuadre. “No podría quedarme con una sóla”, ríe Juan cuando le pregunto si tiene una pieza o sección favorita. “Es un trabajo que, más allá de sobresalir de manera individual, brilla por su presencia en conjunto“.

Y también hablamos de Pippi Calzaslargas. Por extraño que parezca, y al igual que con ‘Buen Rollo’, el alumnado de la Escuela de Artes ha reeditado las aventuras de la famosa pelirroja. Encontramos un buen surtido de libros re-editados, cada uno de ellos con un tamaño y estilo diferente. De nuevo, sorprende la diversidad de ideas utilizadas para las portadas.

El talento es un mar incapaz de estancarse. Siempre se sustituye por olas nuevas, queramos o no. Podemos acudir a los museos para contemplar los restos de viejas mareas. Pero también podemos acudir a los centros de arte… y ver el nacimiento de las nuevas ondas. Ondas que, con el paso del tiempo, se convertirán en las olas que agitarán lo que vemos. Lo que compramos, lo que apreciamos, lo que leemos… Al fin y al cabo, no podemos ponerle puertas al mar. Y si se las pusiésemos, aspiremos al menos a que estén bien diseñadas.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.