Publicidad

Publicidad

NORMAL: la primera vez no es solo ‘Más bien normal’

El grupo Normal, encabezado por el albaceteño Curro Violero, estrenó ayer su primer disco ‘Más bien normal’ ante una ClanDestino hasta arriba

ASÍ PASÓ

Escrito por:

Las oportunidades en las que un grupo de música pasa por su ‘bautizo de fuego’ son escasas de ver. Implican que el grupo se haya consolidado y decidido apostar en serio por sí mismos. Este es el caso de Normal, un nuevo grupo de Albacete encabezado por Curro Violero, ex-guitarrista de The Gafapasta. Normal presentó ayer su primer disco, ‘Más bien normal’, ante una ClanDestino llena hasta la bandera. Y lo hicieron rodeados por un público completamente implicado, en un bolo seguro, preparado y sin fisuras.

SALUDOS, VOZ FIRME Y AGRADECIMIENTOS

Aunque a ratos suenan a nostalgia y a pop de cantautor, Normal entró a escena con un aura fantasmagórica. Arropados entre sintetizadores y sonidos atmosféricos, comenzó su actuación con el tema “La Cuenta Atrás”. De ahí a “Nada“, un corte mucho más cañero y enérgico.

Pero sin duda, hay una enorme influencia del pop español en las letras de Violero. Centradas en el amor y la autoreflexión, se cobijan bajo el manto de Normal. Una sábana de melodías tradicionales jugando a tocarse los pies bajo la mesa con el indie continuamente. Batería, guitarra, bajo y teclado: instrumentos clásicos del pop usados para abrir nuevos caminos.

De ahí que ‘Más bien normal’ oscile a medio camino entre varias direcciones. Rock and roll, música de composición propia y géneros experimentales se dan los acordes mutuamente en Normal. Lo hacen con poder y suavidad, con ritmo y silencio. Varían alternando un sonido fresco que guarda espacio para viejos acordes.

Pero Violero sabe que no está solo en esto. Por eso aprovecha la primera parada del concierto para los agradecimientos. “No puedo seguir sin darle las gracias a todas las personas que me han ayudado. Amigos, familia, medios de comunicación… gracias por todo“, afirmó el vocalista.

Normal se pronunció a continuación tocando una de las antiguas canciones de su líder. Nunca te he esperado tanto, hoy me olvido de ti, cantaba Curro. El músico se mueve cómodo en los registros medios y altos, dejando que su voz dirija y se disfrute.

Tal vez esa, junto a la extensa carrera musical de Violero, sean las razones de la música de Normal. Experimentan sin abandonar del todo el pop, y no reproducen pop, sino que lo adaptan a su manera. Y no se echa en falta una técnica especialmente endiablada: los puentes, estribillos y solos de guitarra llenan al público.

EL CARIÑO DE SIEMPRE, DONDE SIEMPRE

Fuente: normalmusic.es

“Hace veinticinco años”, enumera Curro tras otro parón, “estabamos de cervezas un domingo por la tarde”. “Fue ahí donde conocí al siguiente invitado, que estaba agobiado por un examen de integrales“, relata el vocal.

“Así que seguimos de cervezas, se vino a casa a cenar y a estudiar… y aprobó el exámen”, ríe Violero presentando a Raúl Galván. Juntos, ambos ex-compañeros de cervezas disfrutan de un tema que compusieron hace un cuarto de siglo. Y que, sin embargo, suena perfectamente actual en las hábiles manos de Normal.

Ahora sí que estamos como en casa“, anuncia Violero tras la reacción del público al terminar la colaboración. Y aprovecha para enlazar con un tema homónimo, Mi casa, que desprende dulzura y cariño por los cuatro costados. La música de Normal varía de un estado a otro, siempre entre la melancolía y la electricidad.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.