Publicidad

Publicidad

Ojo al loro: el espectáculo de colores y música de La Cubana para ‘Adiós, Arturo’

La compañía de teatro La Cubana se presentó ante Albacete el pasado miércoles en el Altozano, saludando a ‘Adiós Arturo’ entre canciones

ASÍ PASÓEn portada

Escrito por:

Jueves 30 de mayo: 21:00 horas

Viernes 31 de mayo: 18:00 horas y 22:00 horas

Sábado 1 de junio: 18:00 horas y 22:00 horas

Domingo 2 de junio: 18:30 horas

Calle Isaac Peral, s/n, 02001 Albacete

Página web: www.teatrocirco.es

Teléfono : 967 19 36 30

No, no es el circo, aunque llegue envuelto en música, colores y confeti. Es la compañía de teatro La Cubana, que llega a Albacete para representar ‘Adiós Arturo‘. Esta nueva obra del colectivo podrá verse durante esta semana en el Teatro Circo. Pero antes de estrenarse en funciones, La Cubana quiso darse a conocer ante los albaceteños y albaceteñas. Y, en la mañana del miércoles, organizaron su particular presentación en el Altozano. Enormes logos gigantes, canciones de musical en plena calle… para que luego digan que los viejos loros no aprenden a hablar.

PRESENTANDO AL AVE

Ricardo Beléndez, director del Teatro Circo, se encargó de introducir inicialmente a La Cubana ante el público congregado. “Desde mañana hasta el domingo no sólo celebramos un gran fin de semana para la región”, recitaba Beléndez. “También acogemos a la mejor compañía cómica y de musical que España tiene“, aseguró el director.

“Pero yo no voy a hablar más”, cortaba pronto Beléndez. “Los que tienen que hablar y hacer que ustedes se animen son los miembros de la Cubana. Y en su nombre”, presentaba el director del Teatro Circo, “Jordi Milán, director… y Ernesto“.

Ernesto es un loro real, y, entre otras muchas cosas, el protagonista de ‘Adiós, Arturo’. “Es un placer estar otra vez en Albacete. Hemos estado quince años sin venir por diversas circunstancias”, lamentaba Jordi Milán. “Normalmente, estrenamos espectáculo en Barcelona y lo cerramos en otro lugar. En este caso, estrenamos ‘Adiós Arturo’ en Valencia y lo cerraremos en Barcelona durante 2021‘, explicó Milán. 

Pero… ¿de qué va ‘Adiós Arturo’? “Para los que conocéis a La Cubana”, sonríe Milán, “va de lo mismo de siempre. Del teatro que todos hacemos en la vida cotidiana: con la familia, en el trabajo, entre amigos. El teatro casual que todos hacemos en todas partes”, confiesa.

“En realidad”, explica Milán, “eso hace que vosotros, el público, seáis los guionistas de nuestras obras. Y esta obra…”, piensa el director de La Cubana. “Esta obra habla de toda la parafernalia que montamos al morir, guardando las distancias y con tono divertido”, confiesa. “Y lo hacemos explicando la historia de un señor nacido en Albacete en 1918; llamado Arturo Cirera Mompou“.

Artista, dramaturgo, compositor… Arturo es un hombre renacentista con varios siglos de adelanto. “Nació en la calle Ancha y estudió en los Escolapios”, comenta el director de pasada. “Y es un hombre muy especial: ha vivido la vida intensamente, convirtiendo el carpe diem en su propia brújula vital“, subraya.

UNA DESPEDIDA A LO GRANDE  

“Por lo tanto”, explica Milán, “Arturo quería montar una fiesta cuando muriese. Y quería que fuese en Albacete, en el Teatro Circo”, desvela el director. “Y eso es lo que vamos a hacer: seguir sus indicaciones. Ninguna funeraria quería hacer este trabajo. Así que le ha tocado a La Cubana“, ríe Milán.

Un espectáculo de mucho color, mucha música y humor asegurado. Para “desconectar completamente gracias a los diez actores y actrices que lo protagonizan”. Pero, aunque sean sólo diez, “interpretan casi ochenta personajes“, explica el director. “Un auténtico espectáculo de maquillaje, attrezo y cambios“, promete.

“¡Ay, que se me olvida!”, lamenta Milán antes de que los actores inunden el escenario. “Ernesto, el loro y protagonista de la obra, es la mascota de Arturo. Ha vivido cien años, sí, pero es el que lleva el espectáculo“. Y ahora sí, los diez actores y actrices se adueñan del lugar para regalar su música a la ciudad.

Los actores y actrices disparan canciones de composición clásica para musical, con lírica amena y entrenida. Entre canción y canción, una nube de confeti explota sobresaltando a prensa y viandantes. Es el colofón final de una presentación breve, pero intensa. Donde no se ha repetido nada… a excepción, por supuesto, de lo que dijese Ernesto.

Y así, La Cubana se despide de Albacete para refugiarse en las entrañas del Teatro Circo. Con cinco funciones a lo largo de esta semana, la compañía promete un finde cañero a quienes no escapen de puente. Si están interesados en pasar un buen rato y no les importa reírse un poco de todos nosotros, vayan al Teatro Circo. Un loro centenario les espera para despedir a Arturo, un albaceteño vitalista que se ha ido al otro barrio.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.