Publicidad

Publicidad

Pintar, pinta en mano, en Salir con Arte

Vamos a una sesión de Salir con Arte y hablamos con Cristina Gómez, la artista/guía. Ella nos cuenta todos los pormenores de esta iniciativa. Consulta la galería fotográfica.

ASÍ PASÓ

Escrito por:

Tengo pánico al lápiz y al pincel. Fobia, pavor. Si durante toda mi educación básica fui capaz de aprobar Plástica, fue gracias a la paciencia de mis padres. Ir más allá de ‘un seis y un cuatro, la cara de tu retrato’ o de hacer personajes con palotes (y ni eso) parece imposible para mí. Admiro las artes plásticas con el brillo en los ojos que generan la envidia y absoluta admiración de quien cree que está contemplando algo que él mismo no será ni remotamente cercano a hacer jamás en la vida. Y por eso, cuando descubro Salir con Arte, mis esquemas mentales se rompen.

“No necesitas experiencia ni materiales, solo ganas de pasarlo bonito y divertirte”, prometen. Y, con un cóctel de escepticismo e ilusión en el pecho, mezclados a partes iguales, supe que tenía que meter las narices ahí.

Una de las ventajas de ser periodista es que permite cierta cobardía, “ver los toros desde la barrera”. Así, me aventuro con mi cámara y con ganas de que me demostraran que alguien como yo puede ser algo más que una absoluta negada del arte. ¿Qué tenía que perder?

 

“A SER ARTISTA SE PUEDE APRENDER”

El cuadro original a copiar en Salir con Arte

Es miércoles, 17 de octubre. Son ya casi las ocho de la tarde. Me deshago del pesado frío de la calle al entrar en contacto con el abrazo cálido de La Luna. Es un local precioso, con gente sonriente que siempre me hace sentir como en casa. Y allí, en las mesas donde debería haber copas, cervezas y refrescos, ahora hay lienzos, pinceles, vasos y pequeños platos de plástico. En medio, el cuadro ‘La chica del paraguas’ -que es el que habrá que copiar- preside la escena.  Y lo cierto es que el nuevo escenario que casa tan bien con el local que parece que siempre haya estado ahí.

Entre todo ese tetris de arte en potencia está Cristina Gómez.  Ella es licenciada en Bellas Artes y tiene un Máster en Educación Secundaria en la especialidad de Arte.  Hoy, será ella quien se encargue de de guiar a los asistentes/alumnos. Nos recibe sonriente, y hablamos unos minutos antes de que empiece la clase. 

“Salir con Arte es un evento que se realiza en bares, para mayores de 18 años, y está especialmente enfocado a gente que no ha pintado nunca. Es una experiencia para descubran y experimenten con lo que es el pintar”, me cuenta. Los alumnos tienen dos horas para seguir todos sus pasos y pintar la obra propuesta para cada sesión.  “Y lo mejor de todo es que estás en un ambiente distendido, con tu cerveza -que eso siempre gusta a la gente-, haciendo algo que no has hecho nunca antes”, añade.

 

UNA OPORTUNIDAD PARA PROBAR A SER ARTISTA

Cristina pintando farolas

Cuando le preguntamos si cree que para ser artista hay que nacer con algo dentro, nos responde que se puede aprender, no hay por qué tener algo innato”. “Aspectos como la creatividad sí que son más innatos, pero la técnica es algo a lo que todo el mundo puede realizar un acercamiento y aprender con el tiempo”, añade, convencida de que cualquiera puede ir allí a intentar aprender del arte.

No puedo evitar preguntarle qué es lo que cree que puede llevar a una persona como yo, que no sabe pintar, a invertir su dinero en una actividad como esta. “Yo creo que el hecho de pintar siempre llama la atención. Es algo que vemos muy de artistas, como algo inaccesible para quien no lo haya hecho nunca. Y que te den la oportunidad de probar qué es y experimentar, creo que es lo que llama la atención“, explica. “Todo eso sumado a que se realiza en un entorno mucho más informal, convierte a Salir con Arte en algo que puede ser muy atractivo”.

PERDERLE EL MIEDO AL LIENZO

Cristina trata de que todos los asistentes siempre acaben el cuadro y, si tuvieran algún problema o dificultad, les ayuda. “Hay un cuadro en concreto, El beso de Gustav Klimt, que es algo complicado. La versión que hacemos lleva muchos pasos, con detalles muy pequeños y alguna vez ha salido alguna cara un poco… extraña”, nos cuenta entre risas.

“Lo importante, realmente, es que la gente lo haya intentado, aprenda y pierda el miedo“, comenta después. “Y si no les sale, siempre se lo pueden regalar a sus madres, que ellas seguro que van a pensar que es muy bonito”, bromeamos. Si algo queda claro después de hablar con ella es que, en su opinión, con ganas y esfuerzo, siempre se puede mejorar.

 

Y… ¡A PINTAR!

Detalle de cerveza

Poco después, termina de llegar la gente. Ahí están ellos, los potenciales artistas, en medio de toda esa gente bebiendo cerveza un miércoles cualquiera. Pero ellos van a ser artistas por unas horas o, al menos, lo van a intentar. Y a mí me gustaría soltar mi cámara y sentarme en una mesa, junto a ellos, a pintar mi propio lienzo.

Y Cristina empieza a dar las primeras instrucciones. La gente, sonriente y brocha en mano, dibuja una X en su lienzo como acaba de indicar la profesora. Así comienza este reto artístico. Y, entre pincelada y pincelada, trago a la cervecita para refrescarse.

Risas, complicidad, ganas de aprender y, sobre todo, mucho arte. Eso se respira en La Luna este miércoles de Salir con Arte. Y dos horas después, la magia se ha hecho: los cerca de 15 alumnos han acabado sus cuadros sin mayor problema. “La verdad es que son mucho más bonitos de lo que me esperaba”, me sorprendo a mí misma pensando. 

“LOS ASISTENTES CASI SIEMPRE SUELEN REPETIR”

Asistentes de Salir con Arte posan con sus cuadros

Cristina me contaba que por lo general, a la gente le gusta mucho, le dan las gracias por todo y se van muy contentos con su cuadro bajo el brazo. Ahora, he podido verlo con mis propios ojos. “La mejor manera de medir si a la gente le gusta es el hecho de que casi siempre suelen repetir. Esa asistente de ahí ya llevará doce o trece cuadros hechos”, me contaba orgullosa. 

No tengo manera de saber si los asistentes repetirán, aunque imagino que, por sus caras de felicidad al irse, la probabilidad es alta. Lo que sí que sé es que la próxima vez que yo me deje caer por Salir con Arte será sin cámara, preparada para tirar mis miedos a la basura y probarlo en mis propias carnes. Y si sale un desastre -lo cual, en base a lo visto, dudo mucho- mi madre tendrá un cuadro más en casa y yo habré disfrutado de una maravillosa tarde de cervezas, diversión y, sobre todo, arte. Mucho arte. 


INFORMACIÓN ADICIONAL. Actualmente, Salir con Arte tiene lugar los miércoles a las 20:00 en los locales Marlo y La Luna. Consulta aquí el lugar en que tendrá lugar cada sesión y la obra que se va a pintar.

Para facilitar asistencia, se prevé que próximamente se celebren sesiones los sábados por la mañana. 

PRECIO. 36,60€

COMPRA TUS ENTRADAS. En la página web de Salir con Arte

¿TENGO QUE LLEVAR MATERIAL? No, todo el material (delantales, pinceles, lienzos, pintura…) te estará esperando allí. El cuadro, cuando acabes, te lo puedes llevar a tu casa para lucirlo con orgullo. 

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.