Publicidad

Publicidad

‘Retrato Extremo’: un primer plano en tensión de la Asociación Fotográfica de Albacete

La Casa del Libro acoge ‘Retrato Extremo’, una exposición de la Asociación Fotográfica de Albacete que refleja nuestra vida y sociedad

En portadaNO TE LO PIERDAS

Escrito por:

Del 8 de abril de 2019 al 30 de abril de 2019

Calle Marqués de Molins, 9, 02001 Albacete

Abierta de 10:00 a 21:00. Domingos: cerrada.

En ocasiones, nos alejamos todo lo que podemos del dolor y sus consecuencias. Pero a veces, nos acercamos a él por puro placer, victimismo, morbo o incluso adicción. Eros y Tánatos, el amor y el odio; el placer y el sufrimiento. Los límites entre uno y otro son muy difusos para los seres humanos. Y más aún cuando los vemos en primer plano, en su estado de catarsis. Tal vez eso sea lo que persigue la Asociación Fotográfica de Albacete (AFA) con ‘Retrato Extremo‘. Una exposición que yace en La Casa del Libro, y que persigue la tensión frente a nosotros.

UN INCÓMODO RETRATO DE NOSOTROS

‘Retrato Extremo’ es una exposición compleja. Homogénea en su formato, pero heterogénea en cada pieza. Aunque predominan los blancos y negros, hay espacio para el color. Y, desde luego, la tensión y la humanidad son componentes clave en sus encuadres. Hablamos con Santiago Sevilla, presidente de la Asociación Fotográfica de Albacete, para ver qué opina de sus extremos.

“Para quién no la conozca”, comienza Sevilla, “la AFA nació en 2001 debido a la ausencia de fotografía en Albacete“. “Hablo de eventos”, enumera, “exposiciones y, sencillamente, un colectivo bajo el que aunarnos. De ahí que nazcamos”.

¿Cómo ha evolucionado desde entonces? “Sinceramente, creo que nos hemos vuelto bastante conocidos”, ríe el presidente. “Hacemos un concurso anual en la Feria, o exposiciones callejeras comoEl arte en la calle“. “De hecho”, revela Sevilla, “ese formato se ideó como protesta contra la ausencia de salas para exponer”.

Pero… ¿cómo nace la idea de ‘Retrato Extremo’? “Cada año hacemos dos o tres colectivas, además de facilitar las muestras individuales. Estábamos cansados de apostar por lo seguro: fotografía macro de paisaje o fauna“, subraya. “Son efectistas y funcionan, cierto, pero no nos impulsan a mejorar. Y en la AFA siempre perseguimos eso, hasta el punto de hacer ligas mensuales de fotografía”.

“Pero al principio fue complejo”, reconoce el presidente. “Los socios, que son los que pueden exponer, no estaban muy seguros. Pero tras cavilarlo, decidimos ir a por ello. Nosotros nunca desechamos las propuestas de la asociación“, asegura. “Las guardamos y esperamos hasta que germinan adecuadamente”.

TOCAR A LA PERSONA A TRAVÉS DE LA LUZ

Puede que  ‘Retrato Extremo’ persiga incomodar al espectador. Mostrarle realidades que nunca querría encontrarse frente a sí mismo, hiperrealistas y brutales. Instantáneas de unos nosotros mismos que nunca querríamos ser. “Si lo que buscamos es el extremo, creo que hemos conseguido representarlo. Todo esto dentro de la complejidad que supone hacer una exposición colectiva; aunar los estilos de cada uno“, afirma Sevilla.

La cercanía al objeto es notable, pero la cercanía emocional es aún mayor. La AFA se aferra a un retrato sólido y profesional, que oscila entre el retrato detalle y el retrato americano. Que captura la luz no en el segundo en el que todo se rompe, sino en el precipicio de su instante anterior.

“Si hablásemos de un objetivo concreto”, reflexiona Sevilla, “sería el mostrar qué es la sociedad y que es la vida. Sus partes más oscuras, sus emociones más complejas. El retrato es uno de los formatos más difícil que hay en la fotografía”, reconoce el presidente. “Y me gusta pensar que lo hemos respetado adecuadamente“.

Cada estilo es distinto del anterior y, sin embargo, todos parecen haberse puesto de acuerdo en mostrar lo mismo. “Cada uno expresa su extremismo de forma muy personal”, emite Sevilla. “Hay fotografías nuevas, fotografías de archivo… Nuestros fotógrafos están en continuo movimiento y evolución“, señala. “Tenemos la suerte de contar con socios con capacidades suficientes para ejecutar algo así”.

¿Algún punto especial a resaltar? “Que hay retratos con mucha arruga, con mucha personalidad. Retratos capaces de conmover y molestar al espectador. Y ese es el propósito: no dejar a nadie indiferente“, concluye.

‘Retrato Extremo’ es una brillante colección de momentos oscuros almacenados en la cara oculta de nosotros mismos. Un álbum de incomodidad, donde cada página atrae con casi la misma fuerza con la que nos repele. Pero la línea entre el dolor y el placer es difusa, y el morbo por ese mismo dolor es casi placentero. De ahí que, una y otra vez, el ser humano se dibuje en sus instantes más oscuros. Solo que esta vez… lo hace a través de la luz.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.