Publicidad

Publicidad

‘Skapp’, un videojuego ‘made in Albacete’, en el F&S Game Festival de Bilbao

Los albaceteños de Bound Games han promocionado ‘Skapp’, su videojuego móvil de ‘skate’, en el Fun & Serious Game Festival. Te contamos todo sobre su proyecto.

ASÍ PASÓ

Escrito por:

Las puertas del Bilbao Exhibition Center (BEC) se abren. Una cola inmensa de gente aguarda para acceder a toda la magia en binario que espera dentro. Cientos de pantallas, ordenadores y mandos. Música, escenarios y gente dispuesta a bailar, reír y jugar.  Puestos comerciales sobre películas, series y juegos. Y, entre títulos tan grandes como Fortnite o League of Legends, hay un gran letrero que reza ‘Industry Area’. Bajo él, aguarda una zona llena de gente joven y talentosa que quiere dar a conocer sus propios proyectos. Y entre ellos, tres skaters albaceteños han decidido convertir su pasión en un videojuego en formato ‘app’: Skapp

Víctor Sánchez, Casto Sánchez y Jorge Puerto son tres jóvenes manchegos que, junto al castellonense Adrián Enríquez, han creado Bound Games. Una vía para canalizar dos de sus mayores aficiones, el skate y los videojuegos. Su idea consiste en convertirlos en un único proyecto, ‘Skapp’, con el que aspiran a poder ganarse la vida.

TRUCOS DEL MUNDO SKATER LLEVADOS A FORMATO ‘APP’

Entre la multitud de proyectos indie, como los de Kenai Games o Sons of a B1t, nos espera Bound Games. Ellos están allí para explicar, tanto a nosotros como a cualquier curioso, en qué consiste su aplicación móvil.

Skapp es un proyecto que nace de la unión de varios skaters con unas ideas parecidas para los videojuegos. Se nos ocurrió hacer un juego de skate que consistiese en lanzar el móvil sobre una superficie blanda como si fuera una tabla“, nos cuenta Víctor Sánchez. Él es el diseñador de las mecánicas, diseñador 3D y animador del juego.


Para aquellos ajenos al mundo skater, Skapp se basa en un juego de skate real llamado ‘Game of skate’. “Consiste en una especie de ahorcado pero con trucos de skate. Un jugador hace un truco y el resto de jugadores le tienen que imitar. Quien no lo consiga, consigue una letra de la palabra ‘skate’. Así es en el juego original. Por eso, nosotros hemos querido aprovechar esa dinámica. Los jugadores, haciendo trucos con sus teléfonos, deben tratar de impedir ser los primeros en conseguir la palabra ‘Skapp’, que es el nombre de nuestro juego y que tiene también cinco letras”, explica Víctor.

‘SKAPP’, UN PROYECTO QUE NACE PRÁCTICAMENTE DE LA CASUALIDAD

Víctor nos cuenta que la idea surgió hace cerca de dos años, mientras estudiaba Diseño y Desarrollo de Videojuegos. “Mis compañeros de piso y yo siempre estábamos con la tontería de lanzar el mando del aire acondicionado, como si se tratara de una tabla de fingerboard. Intentábamos imitar los trucos que existen realmente. Así, se me ocurrió la idea de hacer que con el móvil pudiéramos simular los trucos de skate que hacemos en la realidad”, cuenta entre risas.

“Como mi amigo Adrián era programador, le propuse la idea y le gustó, así que decidimos llevarla a cabo“, detalla. Jorge es el programador y trabaja con Unity. Se encarga de toda la interfaz de juego a nivel de programación. Adrián, también programador, ha configurado la red neuronal del juego y su reconocedor de gestos. Casto, por su lado, se encarga del diseño 2D y los elementos gráficos.

Bound Games nace de su unión como trabajadores. Y es que su intención es la de poder llevar a cabo más proyectos aparte de Skapp. “Queremos hacer más juegos y, como toda productora y desarrolladora, necesitábamos un nombre corporativo“, cuenta Víctor.  “En nuestro caso, es Bound Games, ya que la palabra ‘bound’ en inglés significa ‘obligado’, ‘unido’, ‘atado’. Nos vimos, por nuestras propias circunstancias e historia, obligados a desarrollar nuestros propios proyectos sin que nadie se metiese en nuestro camino”.

EL PROYECTO, PENSADO DE MOMENTO EN FORMATO MÓVIL, ASPIRA A CRECER

La ‘app’ de momento es solo para Android. Sin embargo,los chicos nos cuentan que pretenden sacarla también para iOS en un futuro si consiguen la financiación necesaria para ello.

En un principio, la idea es lanzarla en dispositivos móviles. Víctor, ilusionado, confiesa: “si fuera posible también podríamos desarrollarlo para otras plataformas que permitirían esta misma mecánica. Un ejemplo seria PS4 a través de las funciones de PlayLink. Aspiramos a poder participar en ‘PlayStation Talents’ y, si aceptaran nuestra propuesta, podríamos llegar a convertirlo en realidad”.

Skapp se basa en el uso de ‘machine learning’. El giroscopio traduce los movimientos que hacemos al lanzar el móvil y los transforma dentro del juego. Así, crea una gráfica en tres dimensiones. En ella, se calculan los tres ejes dimensionales, que se traducen al móvil en forma de movimientos de skate reales.  “Lo que nos hace diferentes son nuestras mecánicas. No hay ningún otro juego de skate que utilice estas mecánicas”, afirma Víctor, orgulloso.

Cuando les preguntamos por su público, explican que el modo ‘Game of Skapp’ está enfocado en principio a los skaters. “Pero lo cierto es que gracias al ‘feedback’ que hemos obtenido en todas estas ferias, estamos viendo que quizás otras modalidades con la misma mecánica se adapten mejor a otros tipos de público”, explica Víctor. “Ahora estamos planteando una posible modalidad de juego más accesible. Una posibilidad sería la de hacer los trucos mediante los controles de PlayStation Link con el móvil a la vez que los vemos en un monitor. Sería un modo libre, como en otros juegos de skate del tipo de Skate 3 o Tony Hawk’s.  Tú vas moviéndote y haciendo trucos con el móvil, grindando barandillas o saltando escaleras, esquivando obstáculos…“.

“Advertimos que se ha de jugar sobre superficies acolchadas, como camas, sofás o cojines, para evitar que le pueda pasar nada al teléfono“, aconsejan.  “Lo que cada uno haga con su teléfono ya es su responsabilidad.  Al principio de la ‘app’ nosotros recordamos que no nos responsabilizamos del uso indebido del juego. Pero no tiene por qué romperse ningún móvil si se juega en las condiciones adecuadas“, recuerda el modelador.

FERIAS Y CROWDFUNDING PARA CONSEGUIR FINANCIACIÓN Y RECONOCIMIENTO

En enero, los chicos de Bound crearán y empezarán a difundir su propia campaña de ‘crowdfunding‘. “Pretendemos recaudar financiación para poder seguir con el proyecto, ya que ahora solo contamos con los recursos que nos aporta nuestra familia para ayudarnos a salir adelante”, nos cuentan sus componentes. Ellos buscan financiación externa y patrocinadores, como por ejemplo marcas de skate  (como Independent, Element o Thasher) a las que pueda interesar la idea para incluir publicidad de ellas en el juego. “Nos encantaría contar con ese tipo de apoyo, o con empresas como Red Bull que apoyan normalmente iniciativas que tienen que ver con deportes de riesgo”, confiesan.

“Aspiramos a conseguir 15.000 dólares por medio de la campaña de crowdfunding”, concreta Víctor. Entre las ideas de recompensas que piensan ofrecer a quienes les apoyen se encuentran tablas de skate personalizadas con el logo de Skapp, cojines con una especie de armazón para jugar a Skapp sin miedo a que tu móvil se pueda romper, camisetas, la banda sonora del juego, fundas de móvil…

“Nosotros venimos a las ferias para buscar financiación y difusión”. Víctor nos explica que, hasta el momento, han pasado por Gamepolis (Málaga), en la que ganamos el premio al videojuego más votado por el público de la zona indie, y también al videojuego más innovador. También estuvieron, hace algunos meses, en la Madrid Games Week.  Y ahora exponen en la Fun & Serious de Bilbao, la última feria que van a visitar este año.  Estos eventos, según nos cuentan, les han permitido hacer contactos y recoger feedback y opiniones, e incluso hacer alguna modificación del juego para eliminar errores y bugs. “La versión que llevamos a Gamepolis aún estaba muy verde, pero hemos trabajado para mejorarla y poder ofrecer un producto más terminado”, nos dice Víctor.

UN PROYECTO ‘MADE IN ALBACETE’ QUE SUEÑA CON HACERSE GRANDE

Cuando les preguntamos por cómo es empezar una empresa de videojuegos en Albacete, nos responden que “la industria del videojuego en Albacete es muy pequeña, por no decir directamente que nula”. Ellos nos explican que no conocen a nadie que se dedique a ello en Albacete. “Y en cierta parte es normal. Se trata de una ciudad pequeña en que este mundo a nivel empresarial tampoco está avanzado“, opina Víctor.

“Todo el mundo lo plantea como algo que está en auge, pero precisamente por eso no es fácil entrar y poder dedicarte a ella toda la vida. Pero hay que ser optimistas y nuestro mayor deseo es poder vivir de esto y pasárnoslo bien”. Los jóvenes de Bound sueñan en grande -y tienen motivos para ello-, ya que su proyecto es original, tiene potencial y, sobre todo, mucho gancho.

“A nosotros nos encantaría que la gente, tanto de Albacete como de cualquier otro sitio, nos apoyara y pudiéramos ganarnos la vida haciendo lo que realmente nos gusta”, confiesa Víctor. Y nosotros deseamos que lo consigan. Porque el talento joven, el esfuerzo y la constancia de pelear por un sueño merecen ser recompensados.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.