Publicidad

Publicidad

‘Sueños silvestres’: arte y naturaleza por una hospitalización agradable

Visitamos la exposición de José Iván Suárez, disponible en el Hospital Perpetuo Socorro desde el 30 de enero, y reflexionamos sobre la importancia del arte para la salud.

En portadaNO TE LO PIERDAS

Escrito por:

Las obras de arte pueden ser también medicina. Deleitan al observador o público, pero también redimen al artista, le liberan de cargas, se puede expresar, le hacen libre. El arte sana, y eso lo sabe muy bien José Iván Suárez. Él es el autor de la exposición ‘Sueños silvestres’, disponible en el Hospital Universitario Nuestra Señora del Perpetuo Socorro desde el pasado miércoles 30 de febrero.

José Iván, creador de su propia fantasía-collage silvestre, también tiene cuatro libros de poesía publicados y es apasionado de la fotografía. Pero el motivo que le lleva a querer exponer su obra en diferentes hospitales está inevitablemente vinculada a su profesión: periodista del SESCAM.

Él vive de primera mano la importancia de hacer la estancia de pacientes y visitantes de los hospitales lo más agradable posible. Por eso, cuando le preguntamos que por qué decide exponer en el Perpetuo Socorro, su respuesta es rotunda: “Creo que el arte es siempre una terapia de salud. Las personas que hacen arte los sienten como una propia terapia pero, además, el hecho de compartirlo con los demás es bueno. Si vienes aquí, pasas un rato bonito, te entretienes y te inspiras”.

20 SUEÑOS HECHOS CUADRO: TEXTURA, COLOR Y AMOR POR LO RURAL

‘Sueños silvestres’

‘Sueños Silvestres’, la exposición de José Iván, cuenta con 20 piezas que fusionan fotografía, generalmente rural, con flores silvestres. Los elementos, tanto planos como tridimensionales, se integran perfectamente creando escenarios y atmósferas.

Pero, ¿cómo nace la idea de fusionar la fotografía y elementos naturales en tres dimensiones? “Es una afición que tengo con mi mujer. A nosotros nos encanta ir al campo y recoger flores que nos gustan. Luego, las integramos en fotografías propias de paisajes. Así, creamos una imagen bastante distinta”, explica Suárez.

El componente de inspiración, riesgo y amor por la experimentación se puede aspirar en cada una de las piezas. “Siempre me ha gustado mucho la fotografía desde que era pequeño, y me encanta experimentar. Por ejemplo, solía pintar con graffiti los cuadros. Y así, un poco de casualidad, probé y me gustó mucho el efecto que tenía incluir las flores”, justifica.

‘Sueños silvestres’

Lisboa, Madrid, Aragón, Belchite… La variedad de localizaciones es enorme en sus sueños hechos cuadro. Y hay un eje central de juego: las texturas. Lo que más tarda, nos cuenta, es el proceso de que se sequen las flores. “Respecto a las fotos, algunas son de hace 20 años; otras, de hace un par de meses. Son todas personales, la mayoría de ambiente rural”. ¿Su guía? La intuición. “Me dejo guiar por lo que me va diciendo el ojo, siempre intentando aportar un toque de color y por crear una atmósfera rural“.

José Iván también nos cuenta que esta muestra, por cuestiones de espacio, contiene 20 piezas. Sin embargo, él en casa cuenta con una colección personal con muchos más cuadros siguiendo esta misma línea artística. Pero estos, explica, no están a la venta. “Es una obra propia que quiero compartir con los demás, pero se hace sin ánimo de lucro”, confiesa.

LA IMPORTANCIA DE SOÑAR, HASTA CUANDO MÁS CUESTA

‘Sueños silvestres’

Esta no es la primera vez que ‘Sueños silvestres’ se expone en una institución sanitaria. La exposición forma parte del proyecto de dinamización que está llevando a cabo el SESCAM. “El objetivo es dignificar un poco los espacios hospitalarios, que la gente se entretenga cuando tiene que venir aquí y que estar un rato esperando”, detalla José Iván.

Antes de pasar por el Perpetuo Socorro, su obra rotó por el Hospital de Hellín y por el Hospital General. “De la provincia solo nos quedan Villarrobledo y Almansa. Si se animan y me invitan, a mí me encantaría exponer también allí”, cuenta Suárez sonriente.

SALUD Y ARTE: LOS HOSPITALES COMO ESPACIO DE DINAMIZACIÓN CULTURAL

José Antonio Requena es el animador sociocultural de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, encargado de gestionar múltiples proyectos de animación sociocultural en instituciones hospitalarias de Albacete. Exposiciones como ‘Sueños silvestres’, pero también bibliotecas, prensa, trabajo con niños, visitas a pie de cama… todo ayuda a que el paciente se recupere y a que el visitante disfrute de un rato lo más agradable posible.

Él reflexiona con nosotros sobre la vinculación entre arte y sanidad. “Según el concepto que tiene la OMS, la salud es integral y que hay componentes psicológicos, sociales, físicos y demás. Todo aporta. Si tú le das un entorno mucho más agradable al paciente, evidentemente mejorará”, explica.

Todo, nos detalla, se hace de cara a la mejora del paciente y a que este pase el tiempo de manera lo más agradable posible. ¡Quién no conoce el drama de las salas de espera! A este respecto, Requena recalca: “Vimos que había un espacio muy grande en el que la gente estaba continuamente dando vueltas sin saber qué hacer, esperando a que la viera el médico. Por eso, pensamos en que podíamos organizar un espacio donde la gente viniera a consumir cultura sin que se le exija nada“.

‘Sueños silvestres’

Durante los años 2016, 2017 y 2018 se realizó un total de 35 exposiciones entre el Hospital General Universitario de Albacete y el Hospital Universitario Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Requena nos explica que hay de muchos tipos, pero actualmente predominan las fotográficas. “Hay muchos ratos en que pacientes y visitantes se aburren, mucho tiempo en el que no pasan los médicos y, cuando estás cierto tiempo ingresado, viene muy bien”.

En ellas han colaborado asociaciones como ACEPAIN o AFA, alumnos y alumnas de la Universidad Popular y numerosos artistas individuales. Algunas, de tipo informativo, como paneles informativos de Medicus Mundi o sobre enfermedades como la esclerosis múltiple; otras, de cariz más puramente artístico, por autores como Suárez. Pero todas muestran una gran verdad: que el arte es una medicina capaz de hacer cosas maravillosas.

Publicidad

Publicidad

Comments are closed.